No hace mucho que las casas de campo y caseríos tenían alguna parte o pared cubierta con una frondosa parra que proporcionaba una subyugante sombra durante los[...]