Ateak Ireki: ventana abierta de una sociedad convulsa y combativa

«La Audiencia Nacional decreta el cierre de Ateak Ireki», era el titular difundido por el propio proyecto comunicativo atacado el que hacía saltar las alarmas en el ámbito comunicativo y social. Durante sus más de dos años de andadura Ateak Ireki ha sido una de las referencias comunicativas de todo tipo de iniciativas sociales y populares. Ha sido la voz, sobre todo en Nafarroa, de esa parte más combativa de la sociedad.

@iontelleria|Donostia|13/11/2013 19:30|0 comentarios
Screen_shot_2013-11-13_at_18
Frame de la careta de los vídeos de Ateak Ireki.

* Puede que algunos enlaces dejen de funcionar en breve, como consecuencia del cierre decretado por la Audiencia Nacional española

Tras el cierre en enero de 2011 del proyecto comunicativo Apurtu.org, y con el apoyo de decenas de periodistas de diferentes medios de comunicación, nació Ateak Ireki. Hace poco, con motivo de su segundo aniversario, los promotores de la iniciativa decían que «somos de la opinión de que la historia de este pueblo, la historia de las clases populares, la debemos contar nosotros mismos». Y es lo que ha venido haciendo durante toda esta trayectoria.

El cierre decretado por la Audiencia Nacional ha llegado en un momento en el que Ateak Ireki iniciaba una nueva etapa. Con una web renovada y habiendo ampliado el ámbito de cobertura, tratando de incluir toda clase de iniciativa popular en su oferta comunicativa, iniciaba una etapa en la que decían que pretendían «incidir cada vez más en la opinión pública y en colaborar en la transformación social y política».

La Audiencia Nacional ha decretado el cierre de Ateak Ireki, y otros proyectos, por su supuesta relación con Herrira. Los derechos de los presos vascos y las vivencias de sus familiares han sido uno de los temas más importantes en la oferta del proyecto hoy amenazado de cierre. Ha documentado la vuelta a casa, los ‘ongietorris’ diría el ministro español de Interior, de la mayoría de los expresos de Iruñerria, ha relatado cómo viven las familias la dispersión... e, incluso, la operación contra Herrira con la cual pretenden cerrar ahora la ventana de Ateak Ireki.

Presos... y CAN, ikurriña, desahucios, fiestas populares...

Pero Ateak Ireki era, es todavía, mucho más. El documento que más visualizaciones ha tenido y producido por el proyecto ahora atacado por la Audiencia Nacional es el ‘making off’ de la colocación de la ikurriña de dimensiones enormes en el chupinazo de este año. Una acción que llegó a todo el mundo a través de todos los medios de comunicación, pero de cuya ejecución Ateak Ireki ofreció una visión en primera persona, una visión que han agradecido las 224.681 personas que han visto hasta ahora el vídeo (19.28).

Otra de las producciones de vital importancia social ha sido el documental ‘CAN: El gran golpe’, en el que Ateak Ireki ha colaborado con la asociación Kontuz para llevar a un soporte audiovisual todo lo ocurrido con la que era la Caja de Ahorros de Navarra.

Además de dar voz a esa multitud navarra que se siente vasca y silenciada por los medios de comunicación más influyentes en el herrialde, además de dar voz a las familias silenciadas de los presos, además de ser capaz de emitir en directo la irrupción de la Policía Nacional española en la Plaza Nabarrería para detener a Luis Goñi (y desmentir así la versión de la delegada del Gobierno español en Nafarroa), además de ir a Madrid a cubrir los macrojuicios políticos, además de estar presente en multitud de actos solidarios con los presos... además de todo eso, Ateak Ireki ha sido la ventana de multitud de movimientos sociales.

Ateak Ireki ha sido el altavoz de las protestas estudiantiles, ha difundido la realidad personal y cercana de los parados, ha realizado coberturas que muchos medios profesionales quisieran para ellos de las últimas huelgas generales, ha documentado excesos, burradas, policiales como las del encierro de la Villavesa, defendido la libertad de expresión de artistas populares, se ha encargado de la memoria histórica tantas veces ocultada, ha estado en primera línea contra las consecuencias de la gestión de la crisis como en el caso de las cocinas hospitalarias, contra el uso de las Bárdenas como polígono de tiro, fiel relator de las fiestas populares, en defensa del bosque de Zilbeti, el aborto...

Cierran la ventana, no la realidad

Ateak Ireki significa ‘abrid las puertas’, y parece que la Audiencia Nacional española pretende seguir poniendo puertas al campo. Si se confirma el cierre de este proyecto será una pérdida para el espectro comunicativo, pero también para el social y popular. No es el primero que sufre tal atropello, y puede que no sea el último, porque parece que la judicatura española no ha comprendido que el silenciar al mensajero no hace desaparecer el mensaje, que el problema quizás no lo tiene con quien cuenta las historias, sino con las que las protagonizan. Historias que la gente de este país deberá seguir contando por sus propios medios.

NOTICIAS RELACIONADAS