Amaiur visita a Ibon Iparragirre en la cárcel de Navalcarnero

El diputado Jon Iñarritu y el senador Iñaki Goioaga han visitado esta mañana al preso Ibon Iparragirre, gravemente enfermo, en la cárcel de Navalcarnero.

NAIZ.INFO|MADRID|30/05/2014 12:08|1 comentario
Amaiur
Iñarritu y Goioaga con un guardia civil, en el exterior de Navalcarnero. (AMAIUR)

El diputado de Amaiur Jon Iñarritu y el senador Iñaki Goioaga han acudido esta mañana a la prisión de Navalcarnero a visitar a Ibon Iparragirre, que fue alejado a esa cárcel el 23 de abril. En declaraciones a los medios antes de la visita, Iñarritu ha denunciado la situación de los prisioneros vascos en general y en particular la de los que padecen enfermedades graves, como Iparragirre.

Para Amaiur, la dispersión no hace sino agravar la situación de los presos, por lo que ha exigido al Gobierno español que desactive esa medida, puesta en marcha hace 25 años.

«La situación llega a tal extremo, que nos hemos visto obligados a acudir a las cárceles para poder recoger de manera directa su testimonio y conocer in situ las duras e inhumanas condiciones a las que son sometidos», ha denunciado Iñarritu.

El diputado ha incidido en el carácter «político, excepcional y vengativo» de la dispersión y ha reclamado un cambio radical en la política penitenciaria. «Los presos deben ser acercados a sus lugares de origen de manera inmediata» ha sentenciado.

Solo Goioaga ha podido acceder a la cárcel y en condición de abogado, ya que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias no ha respondido a las solicitudes cursadas por Amaiur para que sus diputados y senadores puedan realizar visitas de carácter extraordinario.

Iñarritu ha subrayado que «con o sin permiso» de Instituciones Penitenciarias, los representantes de Amaiur visitarán a los presos gravemente enfermos.

En ese sentido, ha anunciado que su grupo ha remitido una carta al presidente de la Comisión de Interior del Congreso, Esteban González Pons, para pedirle que interceda ante Instituciones Penitenciarias con el objeto de que la labor parlamentaria de los diputados «pueda desarrollarse con total y absoluta normalidad».

NOTICIAS RELACIONADAS