Admitida a trámite la denuncia contra el alcalde de Sestao por no empadronar a inmigrantes

Un juzgado de Barakaldo ha admitido a trámite la denuncia interpuesta por SOS Racismo contra el alcalde de Sestao, Josu Bergara (PNV), por negarse a empadronar a inmigrantes en el municipio vizcaino. El pasado mes de mayo se vio envuelto en polémica por unas declaraciones xenófobas.

naiz|sestao|17/07/2014 11:25|1 comentario
Josu_bergara
Josu Bergara, con su equipo de gobierno, cuando compareció en rueda de prensa para dar explicaciones. (ARGAZKI PRESS)

El Juzgado de Instrucción número 2 de Barakaldo ha admitido a trámite la denuncia interpuesta contra el alcalde de Sestao, Josu Bergara, al que ocho ciudadanos rumanos de etnia gitana le acusaban de negarles el empadronamiento y, por consiguiente, perder los derechos municipales.

En el auto, avanzado por ‘Berria’ y difundido después por Efe, se acuerda la incoación de diligencias previas por la posible comisión de un delito de prevaricación administrativa y un delito contra el ejercicio de los derechos cívicos.

El juzgado no ha imputado aún al alcalde y ha requerido al Ayuntamiento de la localidad vizcaina que le remita toda la información existente a estos sucesos. Asimismo, ha llamado a los denunciantes a declarar el próximo 16 de setiembre y les solicita que aporten los documentos acreditativos de la solicitud de empadronamiento realizada en su día.

El juzgado da un plazo de 15 días al Ayuntamiento para que informe del personal encargado de la recepción y tramitación de las peticiones de empadronamiento desde enero de 2012 hasta la actualidad y también le pide que facilite la identidad de la persona que desempeñaba funciones de secretario del Consistorio en las mismas fechas.

Asimismo, solicita un informe al Ayuntamiento sobre posibles solicitudes de empadronamiento pendientes de resolver indicando en su caso desde qué fecha y motivos.

El auto señala que en caso de incumplimiento de los requerimientos efectuados en el plazo indicado, el Consistorio «incurrirá en un delito de desobediencia».

Bergara, antiguo director foral de Igualdad, se vio envuelto en una polémica el pasado mes de mayo por una serie de declaraciones xenófobas que se filtraron en la prensa donde aseguraba que el primer edil se habría reunido con los propietarios de algunas inmobiliarias de Sestao para advertirles que esos inmigrantes habían llegado «para delinquir y alterar el orden público y la seguridad», por lo que les pedía ayuda para «echarles» de Sestao, creando si hiciera falta «un protocolo o una base de datos».

En su día, el diario ‘Berria’ subrayaba que como prueba se presentó la grabación de una de esas reuniones, en la que Bergara habría empleado expresiones como «hay muy pocos gitanos buenos», «¿toda la mierda para Sestao? No, no, la mierda ya no viene a Sestao, si no la echo yo y ya me encargo yo de que se vayan a base de hostias, claro», «ya sé que haremos las cosas un poco mal», «[la ley] yo la incumplo a diario».

NOTICIAS RELACIONADAS