Piden un total de 10 años de cárcel por unos incidentes en un pleno de Elorrio en 2010

La Fiscalía y la acusación particular reclaman cuatro años para cada uno de los dos vecinos imputados por «amenazar» a una edil del PSE. La Fiscalía pide además dos años para el excalde de ANV Nico Moreno como «cómplice».

Naiz|Bilbo|09/06/2015 18:28|0 comentarios
Fku_mv_0006596
Concentración contra el juicio a las puertas de la Audiencia de Bizkaia. (Monika DEL VALLE / ARGAZKI PRESS)

Los hechos se remontan a marzo de 2010, cuando en el pleno municipal de Elorrio se debatía una moción contra las torturas a un preso de la localidad justo en los días en los que se encontró el cadáver del militante de ETA Jon Anza, que estaba desaparecido.

Mari Carmen Muñoz, exconcejal del PSE en Elorrio, ha relatado en el juicio que uno de los encausados, Josu Herrero, le llamó «torturadora», «mercenaria» y, en tres ocasiones, «asesina». El PSOE gobernaba en Madrid tanto cuando se produjo la desaparición de Anza como cuando se halló su cuerpo.

«Hasta entonces, el público me había llamado de todo menos asesina. Cuando le oí corear asesina, me sentí acorralada. El alcalde no hacía nada, como siempre. Decía ‘por favor’, ‘por favor’, continuamente. Ni pedía silencio, ni que callaran, ni nada», ha manifestado Muñoz, cuyo letrado no ha pedido pena alguna para Nico Moreno.

Respecto a la otra acusada, Rita Ugarriza, ha narrado que se identificó como la madre de un preso, que se dirigió a ella con «insultos» y que le dijo «ten cuidado por dónde andas, no sea que nos encontremos por ahí».

En su declaración, Nico Moreno ha mantenido que la sesión transcurrió «con normalidad». Ha subrayado que agentes de la Policía Municipal y dos escoltas de Muñoz siguieron el pleno desde la entrada de la sala y que podían haber accedido a la misma si se hubieran producido incidentes.

Los otros dos acusados han negado también que profirieran insultos y amenazas a la edil, si bien Herrero ha manifestado que le achacó que si su discurso representaba al Estado español ella «tenía una responsabilidad» sobre lo ocurrido con los presos.

Testigo y grabación

El sonido de la sesión plenaria no pudo ser grabado por un problema técnico, según ha confesado la secretaria municipal, que ha intervenido como testigo y ha reconocido que el discurso de Muñoz fue interrumpido por algunos asistentes, que la tildaron de «mercenaria y asesina».

Al no haberse podido conservar el audio del pleno, ha sido reproducida durante el juicio la grabación facilitada por un periodista que estuvo presente en la sesión. En el audio se escucha cómo Muñoz es tildada de «asesina y mercenaria», después de que se le recriminara que «si tú representas al Estado español, eres una asesina».

La abogada Jone Goirizelaia, encargada de la defensa del ex alcalde, ha remarcado que considerar que Moreno tiene responsabilidad en las intervenciones del público es «tan absurdo» como imputar al presidente del Congreso de los Diputados las pitadas del público al presidente del Gobierno, por lo que ha pedido la libre absolución de Moreno. La Fiscalía se ha reafirmado en su petición de dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para el exalcalde como «cómplice en un delito de atentado», por no haber impedido los hechos.

También ha pedido la absolución la defensa de Herrero y Ugarriza, argumentando el derecho a la libertad de expresión. Las acusaciones demandan cuatro años de cárcel para cada uno por «atentado», y en caso de que este extremo no fuera admitido, por sendos delitos de «amenazas», con una pena de dos años de prisión.

Todas las partes han entendido que han existido dilaciones indebidas en la celebración del juicio, lo que puede servir de atenuante para los acusados.

NOTICIAS RELACIONADAS