Homenaje a ‘Txiki’ y Otaegi en el 40º aniversario de sus fusilamientos

Asociaciones memorialistas y familiares de Jon Paredes ‘Txiki’ y Angel Otaegi han convocado un acto político bajo el lema ‘Txiki y Otaegi 1975-2015; egia bide, askatasuna amets’. Tendrá lugar el día en que se cumplen 40 años de sus fusilamientos, el 27 de setiembre, a las 13.00 en el frontón Aritzbatalde de Zarautz.

@Maider Iantzi |DONOSTIA|17/09/2015 12:20
Txiki_otaegi
Familiares de ‘Txiki’ y Otaegi y representantes de asociaciones memorialistas han presentado el homenaje. (Jon URBE/ARGAZKI PRESS)

Los familiares de Jon Paredes ‘Txiki’ y Angel Otaegi y las asociaciones memorialistas Intxorta 1937, Goldatu, Ahaztuak y Egiari Zor han querido hacer un llamamiento a los políticos vascos: «No dejéis pasar otros 40 años en vano». En su opinión, esta es la clave para solucionar el conflicto y todas las consecuencias del mismo: «Todas las verdades, todos los derechos y todos los esfuerzos para recorrer el camino de las soluciones hasta el final».

Mertxe Urtuzaga, prima de Otaegi, y Josu Ibargutxi, miembro de Goldatu, han hecho estas declaraciones en la presentación del acto político en recuerdo a ‘Txiki’ y Otaegi. Han invitado a todos a acudir el 27 de setiembre, a las 13.00, al frontón Aritzbatalde de Zarautz.

También en Bruselas

Además de este homenaje, se celebrará otro la semana que viene en Bruselas, dentro de las Jornadas sobre justicia universal y memoria histórica organizadas por un grupo de eurodiputados, entre otros Josu Juaristi (EH Bildu-GUE/NGL) e Izaskun Bilbao (PNV-ALDE).

El acto en recuerdo a los últimos fusilados por el franquismo será el martes, 22, a las 19.00 en el Centro Federico García Lorca (47/49 rue des Foulons, Bruselas). Tomarán parte, entre otros, María Antonia Oliver (Plataforma de Catalunya y Baleares de CEAQUA) y Pablo Mayoral (Asociación de ex presos franquistas La Comuna).

Junto a los hermanos de ‘Txiki’ y representantes de Intxorta y Egiari Zor, Urtuzaga e Ibargutxi han recordado que cuando fusilaron a los dos jóvenes vascos, junto con tres miembros del FRAP –Humberto Baena, José Luis Sánchez Bravo y Ramón García Sanz– hace 40 años, en 1975, Euskal Herria y también el Estado español se encontraban en una encrucijada política cuyo desenlace marcaría las próximas décadas. «La disyuntiva era: emprender una reforma cosmética del régimen franquista o bien, caminar hacia una verdadera ruptura política». Hoy en día, consideran que volvemos a estar ante la misma opción: «Hacer una mera reforma de aquella reforma, o abordar de una vez por todas un verdadero proceso de democratización».

Es más, creen que estamos ante una «inmejorable oportunidad» para culminar «aquello que el régimen franquista impidió en su día: lograr entre todos y todas construir un verdadero escenario de paz y democracia para Euskal Herria».

El reto de la libertad

Familiares y portavoces de asociaciones memorialistas han incidido en que no se puede entender el escenario político actual sin entender el contexto político de hace 40 años y sus consecuencias: «No se puede entender la Euskal Herria de hoy sin conocer la verdad sobre estos fusilamientos. Del mismo modo en que no se puede entender la militancia de ‘Txiki’ y Otaegi sin ser conscientes de las dramáticas heridas que dejó el alzamiento franquista del 36».

En ese sentido, han remarcado que «la posibilidad real de superar por fin el conflicto exige soluciones políticas, conjugar la verdad y la memoria colectiva con la libertad para conseguir que todos los compromisos pasados y presentes confluyan en un mismo cauce». A su parecer, ese es «el verdadero reto de la libertad, el que conjuga el respeto a todos los derechos de todas las personas, y establece la voluntad popular como único límite de la acción política y social».