Otegi afirma que el desarme «pasará a la historia» como una «aportación inestimable a la paz»

El secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, ha considerado que el desarme de ETA, culminado el sábado en Baiona, «fue la aportación inestimable de una organización a la paz de este país» y que «así pasará a la historia».

NAIZ|DONOSTIA|10/04/2017 10:17
Otegi
Otegi se reunió el sábado, junto a Urko Aiartza y Anita Lopepe, con los sacerdotes Harold Good y Matteo Zuppi. (Andoni CANELLADA/ARGAZKI PRESS)

En una entrevista en Radio Euskadi, Otegi ha dicho sentirse «contento» porque los actos del sábado en Baiona se desarrollaron «como estaba previsto» y «la sociedad vasca se tiene por felicitar porque las cosas se han hecho bien» y el proceso se desarrolló «sin incidencias».

Ha reprochado al lehendakari que no asistiera a los actos de Baiona. «Iñigo Urkullu estaba inaugurando una línea del metro en Bilbao, cuando se estaba produciendo una de las noticias más importantes de nuestra historia reciente que es el desarme» de ETA y ha opinado que con sus actos «cada cual se retrata».

El secretario general de Sortu ha afirmado la imagen del sábado «para nada fue la foto de la derrota», ha afirmado que resulta «una grave irresponsabilidad tratar de construir un relato sobre la humillación de una de las partes», algo que, según sus palabras, «no lleva a ningún sitio» y es una «irresponsabilidad».

Otegi considera que, este acto que dio paso a que «no haya ninguna organización armada en este país» sirve para «pasar pantalla» y «poner en marcha otros temas en el país, de manera constructiva».

«Toca hablar de otras casas»

«Toca decir que el desarme ya se ha producido y ahora toca hablar de otras cosas, que son los presos de ETA, la dispersión, desmilitarización del país y la política de excepción. Habrá que hablar de otras armas que todavía están en el país y que también tienen que desaparecer de la ecuación política vasca», ha dicho.

Para Otegi, ahora «todos los presos tienen que volver a casa» porque «los estándares internacionales de resolución de conflicto exigen eso o planteen esa vía como una vía para construir un escenario diferente».

Además, cree que «habrá que empezar a discutir de las políticas de excepción que se aplican a los presos políticos vascos, que también tendrán que ser desactivadas y desarmadas». «Hay que empezar a hablar también del necesario repliegue de las FSE en nuestro país», ha insistido.

Sobre el colectivo de presos, ha señalado que se encuentra ahora inmerso en un debate que, cree que «se estará desarrollando con unas ciertas dificultades, porque la propias dispersión hace que se haga lleno de obstáculos». «Lo que están debatiendo es cuál va a ser la posición del colectivo de presos políticos vascos en esta situación», ha dicho.

Según ha apuntado Otegi, «en mayo o junio» se conocerá «el resultado de ese debate». «Lo que van a hacer los presos es resituarse en un nuevo escenario y hacer una aportación, no solo a la paz, sino a la lucha por la independencia de este país», ha asegurado.

Preguntado por si ahora es el momento para la disolución de ETA, Otegi ha advertido de que no va a hacer «ningún tipo de petición pública a ETA en ese sentido» y se ha mostrado «convencido de que ETA abordará ese debate, de que sus militantes lo harán con altura de miras y sabiendo cuál es su responsabilidad histórica, pero me parece que la política de peticiones públicas nunca ha sido adecuada».

«Hay que dejar a esa organización que debate con serenidad y absoluta tranquilidad cuál es su futuro, y cuando tome una decisión, que la haga pública». «Estoy seguro que la decisión va a estar en la buena dirección», ha dicho.

NOTICIAS RELACIONADAS