La ‘euskarafobia’ de Zizur Txikia repercute en toda la Cendea

La decisión de UPN de pedir que la Cendea de Zizur salga de la ‘zona mixta’ y sea incluida en la ‘zona no vascófona’ ha sido posible gracias al peso electoral que este partido ha alcanzado en Zizur Txikia. Este concejo, situado a solo dos kilómetros de la Universidad del Opus, supera la población de los otros ocho pueblos de la Cendea juntos.

Iñaki Vigor|19/05/2017 12:18
Zizur4abrir
Cartel del pueblo de Zizur Txikia. (Fotografías: Iñaki VIGOR)

De los nueve pueblos que componen la Cendea de Zizur, el único concejo que está a favor de pasar a la ‘zona no vascófona’ es Zizur Txikia, mientras que el resto prefiere continuar en la ‘zona mixta’. Se trata en concreto de los concejos de Astrain, Gazolatz, Larraia, Muru-Astrain, Paternain, Undio, Zarikiegi y Sagues (en este último no se presentó nadie y sus competencias las ha asumido el Ayuntamiento).

Estos ocho pueblos suman en total unos 1.400 habitantes, pero el Concejo de Zizur Txikia tiene más población que todos ellos juntos. Según el censo de 2014, tiene en torno a 2.400 habitantes, mientras que en el año 2000 no alcanzaba los 600 vecinos. Es decir, en solo 14 años ha multiplicado su población por cuatro.

La proximidad de Zizur Txikia a Iruñea, y sobre todo al complejo del Opus Dei (universidad, clínica y colegios privados), es lo que ha propiciado este gran crecimiento. Las casas antiguas del pueblo se han quedado en total minoría frente al gran número de chalés construidos en los últimos años. «Aquí han venido a vivir muchos médicos, profesores y trabajadores de la Clínica Universitaria –comenta un vecino de Zizur Txikia– y se ha producido un desequilibrio demográfico brutal respecto a los demás pueblos de la Cendea. Además, la mayoría de ellos tiene una ideología de derechas».

Este fuerte crecimiento de Zizur Txikia ha propiciado un cambio sociológico y político que ha acabado repercutiendo en todos los demás concejos. Así, en las últimas elecciones municipales UPN logró mayoría absoluta en el Ayuntamiento, con seis concejales y 803 votos. Entre los tres grupos de la oposición (Erreniega, Geroa Bai y AICC) sumaron cinco concejales y 833 votos, mientras que PP y PSN se quedaron sin representación.

Esta ajustada mayoría de UPN en el número de concejales es la que ha permitido al Ayuntamiento tomar un acuerdo municipal para pedir su salida de la ‘zona mixta’ y pasar a la ‘zona no vascófona’.

UPN no respeta los derechos lingüísticos
La decisión no ha sentado nada bien en los otros ocho pueblos ni entre los vecinos euskaldunes y euskaltzales de Zizur Txikia, ya que pueden ver mermados los derechos lingüísticos que tienen reconocidos en la actualidad, a pesar de que el equipo de gobierno de UPN no está respetando muchos de ellos.

De hecho, el Tribunal Administrativo de Nafarroa (TAN) ha dictado varias sentencias en las que recuerda al Ayuntamiento su obligación de establecer un perfil lingüístico en su plantilla. «Pero lo que ha hecho es poner ese perfil solo en castellano –lamenta un vecino de Zizur Txikia–. En los 31 años que llevamos dentro de la ‘zona mixta’, el Ayuntamiento nunca ha exigido el conocimiento del euskara para atender en esta lengua a quienes lo deseen».

Algunos vecinos también temen que, si pasan a la ‘zona no vascófona’, pierdan la subvención de transporte escolar que tienen los alumnos del modelo D que se tienen que desplazar a estudiar a Zizur Nagusia, en cuyo caso ese gasto lo tendrían que asumir los padres.
Otros temen que no se pueda poner una línea en euskara para 0-3 años en el centro municipal, a pesar de que este año ya existen veinte solicitudes para ello.

Cientos de firmas recogidas
La moción aprobada por UPN está generando una amplia contestación en todos los pueblos de la Cendea. De momento, ya han sido recogidas cerca de 500 firmas en contra de salir de la ‘zona mixta’, que serán llevadas al Defensor del Pueblo y al Parlamento de Nafarroa.

En la Cámara navarra se debatirá próximamente la modificación de la Ley del Vascuence para posibilitar que puedan pasar de la ‘zona no vascófona’ a la ‘zona mixta’ los 41 ayuntamientos que lo han solicitado, ya que en la actualidad esta ley prohíbe pasar de una zona lingüística a otra.



LURBELTZETA, GALTZARRIETA, ETXEPEA, ITURZARRA...
La decisión de UPN de llevar a la Cendea de Zizur a la ‘zona no vascófona’ contrasta con el hecho de que prácticamente toda la toponimia de esta comarca es vasca, al igual que la del resto de Iruñerria.

Zizur Txikia no es ninguna excepción, tal como se refleja en los nombres de sus calles. Etxepea, istizu, Espartzabidea, Galtzarrieta, Lurbeltzeta, Iturzarra... denotan sin ninguna duda las raíces vascas de esta localidad, pese a lo cual su nombre fue castellanizado y pasó a denominarse oficialmente Cizur Menor.

Cuando en 1992 el Concejo de Zizur Nagusia se separó del resto de la Cendea para constituirse en municipio propio, adoptó oficialmente la denominación bilingüe, pero conservó la «Z» en su versión castellana: Zizur Mayor.

Por el contrario, se mantuvo la denominación oficial de Cendea de Cizur, con «C», y lo mismo ocurrió en el caso de Cizur Menor, a pesar de tratarse de un nombre nítidamente vasco. Según los lingüísticas, Zizur procedería de Zintzur, que significa paso angosto, en referencia al paso existente entre Zizur Nagusia y Zizur Txikia. De hecho, una de las calles de esta última localidad se llama  Zizurartea.

La ausencia de criterios unificados ha hecho que la señalización viaria en este feudo de UPN sea bastante caótica. Así, el nombre del pueblo aparece en distintos lugares con grafías diferentes, como Cizur Menor, Zizur Txikia, Zizur Menor o Cizur Bide Zaharra, tal como figura en una de sus calles.

En cuanto a las localidades vecinas, en la señalización se ha optado por excluir sus nombres vascos y colocar solo los castellanos: Pamplona, Zizur Mayor, Campanas, Esquíroz, Esparza de Galar... En cambio, para indicar los asadores del pueblo sí se ha incluido la palabra ‘jatetxeak’.