44 localidades navarras ganan derechos para el euskara al pasar a la ‘zona mixta’

El Parlamento de Nafarroa ha dado su visto bueno al dictamen aprobado en relación a la proposición de ley de modificación de la Ley del Euskera en virtud de la cual 44 localidades pasan de la ‘zona no vascófona’ a la ‘mixta’ y una pasa de la ‘mixta’ a la ‘vascófona’.

Naiz|22/06/2017 10:47|0 comentarios
Int20170622012331
Los alcaldes de Tafalla (Arturo Goldaracena), Atetz (Ezequiel Martín) y Artazu (Javier Albizu) hacen declaraciones tras la votación. (Idoia ZABALETA/ARGAZKI PRESS)

Con los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E y los votos en contra de UPN, PSN y PPN, se ha modificado el artículo 5.1b de la Ley Foral del Euskera, nueva denominación de la norma, que amplía la ‘zona mixta’ a otras 44 localidades, hasta un total de 98, y al trasvase de Atez a la zona vascófona.

La Ley presentada por el cuatripartito que sostiene al Gobierno (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E) incorpora a la ‘zona mixta’ a 44 localidades de la actual ‘zona no vascófona’ para, atendiendo a la «demanda social manifestada a través de acuerdos de sus respectivos plenos municipales, símbolo y representación de la voluntad ciudadana, adecuar la norma a la evolución de la realidad sociolingüística».

En concreto, las localidades que pasan a integrarse en la ‘zona mixta’ son Abaigar, Adios, Aibar, Allín, Ameskoabarrena, Antzin, Añorbe, Aranatxe, Arellano, Artazu, Bargota, Beriain, Biurrun-Olkoz, Cabredo, Zirauki, Deikaztelu, Eneriz, Eulate, Gallues, Garinoain, Izagaondoa, Larraona, Leoz, Lerga, Longida, Mendigorria, Metauten, Mirafuentes, Murieta, Nazar, Obanos, Erriberri, Oteitza, Puiu, Zangoza, Tafalla, Tiebas, Tirapu, Unzue, Uxue, Urraulbeiti, Urroz Villa, Villatuerta y Zuñiga.

Asimismo, se recoge la inclusión automática del municipio de Noain-Valle de Elorz «siempre que así lo acuerde previamente» su pleno municipal por mayoría absoluta, y el paso de Atetz de la ‘zona mixta’ a la zona ‘vascófona’.

El pleno del Parlamento ha ratificado el visto bueno a los citados cambios que ya se había dado en comisión y que contó con el respaldo del Defensor del Pueblo de Nafarroa.

Con el cambio, se reconoce la competencia de las entidades locales para, en su ámbito de actuación y «con independencia de la zona lingüística a la que pertenezcan, aprobar ordenanzas que regulen o fomenten el uso del euskera».

La Ley contempla la sustitución de la expresión vascuence por la de euskara, con lo que la denominación de la norma pasa a ser Ley Foral del Euskara, denominación utilizada por Euskaltzaindia.

En la exposición de motivos, se recuerda que la última modificación de la Ley tuvo lugar el 18 de febrero de 2010, cuando, con el voto en contra de UPN, el Pleno del Parlamento aprobó la posibilidad de extender la ‘zona mixta’ a Aranguren, Belaskoain Galar y Noain-Valle de Elorz, aunque éste último rehusó.

Informe del Defensor del Pueblo

Por otra parte, se recoge la valoración del Defensor del Pueblo de Navarra, Javier Enériz, a fin de corroborar que la ampliación de la ‘zona mixta’ «obedece también al reconocimiento y protección especial del euskera y al objetivo de fomentar la recuperación del desarrollo de esta lengua autóctona».

A favor, Unai Hualde, Geroa Bai, ha valorado el de hoy como «un día importante» porque dejará el mapa de Nafarroa con 64 municipios en la zona vascófona, 98 en la mixta y 110 en la no vascófona, y «no mediante la imposición sino dando cauce a la libertad de elección», ya que los vecinos que lo han pedido «no ven el euskera como una imposición sino como un tesoro, como una lengua propia y un derecho».

Por EH Bildu, David Anaut, quien ha advertido de que la posibilidad legal que permite este cambio fue aprobada por los UPN y PP que hoy se oponen, ha valorado que los ayuntamientos que ha solicitado el cambio «han intentado avanzar», si bien ha criticado que la ley «no satisface las necesidades y deseos de muchos ciudadanos y no garantiza sus derechos lingüísticos», de forma que el pase a la ‘zona mixta’ «es un avance pero no una garantía total».

Laura Pérez, Podemos, quien ha considerado el euskara como «una de las mayores riquezas de nuestro patrimonio cultural», ha considerado llegada «la hora» de cambiar esta ley «de raíz, no solo su nombre», ya que aunque las modificaciones de hoy «son un avance, no solucionan el problema de fondo, que es la arbitrariedad jurídica de la zonificación» y la creación de «fronteras ficticias».

Por I-E, José Miguel Nuin, ha reiterado su «compromiso» con el impulso del euskara en Nafarroa y ha definido la hoy aprobada como «una ley coherente y que parte alineada» con la normativa existente en Nafarroa en Europa, ha dicho para insistir en que la ‘zona mixta’ «no impone ni obliga», sino que «establece el compromiso de las entidades locales a poner medidas para mayor conocimiento del euskera en sus municipios».

En el turno en contra, Carlos García Adanero, UPN, ha lamentado el «sectarismo puro y duro» que ejerce el cuatripartito, por apoyar y aplaudir a los ciudadanos que quieren pasar a la ‘zona mixta’ pero rechazar a los que quieren salir, y ha defendido «el euskera desde la libertad, la bandera de Navarra y el territorio de la Comunidad foral».

También en contra, Inmaculada Jurío, PSN, ha criticado la proposición «porque carece de fundamento, y solo se basa en la voluntad política de grupos que quieren imponer sus mayorías», en este caso «un interés nacionalista sin fundamento» en «una visión de Navarra que no es la real».

Por el PPN, Ana Beltrán, ha lamentado la «coacción» existente detrás de este asunto a los ayuntamientos, una estrategia que «como la gota china» pretende impregnar poco a poco y acabar «eliminando la zonificación», y ha asegurado que «esta no es una ley pedida por los ayuntamientos» sino que ha salido de algún grupo del Parlamento: «No nos caemos del guindo, no nos tomen por necios», ha pedido.

NOTICIAS RELACIONADAS