Álvarez recurre ante la junta electoral de Osasuna y descarta la justicia ordinaria

El aspirante a la presidencia de Osasuna Víctor Álvarez ha impugnado la decisión de la junta electoral de no aceptarlo como candidato oficial a las elecciones del 19, pero ha anunciado que acatará el dictamen de este organismo y no acudirá a la justicia ordinaria en el caso de no prosperar el recurso.

Naiz|10/11/2017 14:51
Osasunacambio
Imagen de la candidatura Osasuna Cambio. (Iñigo URIZ/ARGAZKI PRESS)

La candidatura de Álvarez no había descartado hasta el momento la vía judicial, pero esta mañana ha asegurado que no acudirá a los tribunales si la junta electoral no acepta su recurso, después de que esta invalidara el martes el preaval bancario exigido al considerar que incumple los estatutos del club rojillo.

La junta electoral, asesorada por dos abogados contratados por el club, no dio validez a los preavales económicos, de 4,2 millones de euros, de dos de los tres aspirantes: Víctor Álvarez y Juan Ramón Lafón, por lo que dejó como candidato único oficial a Luis Sabalza.

Este, presidente desde diciembre de 2014 hasta que dimitió hace pocos días para presentarse a las elecciones del 19 de noviembre, será proclamado presidente la próxima semana si no prosperan las impugnaciones de Álvarez y Lafón, quien presentó ayer su recurso y, en principio, no descarta la justicia ordinaria.

Álvarez, tras entregar el recurso en las oficinas del club, ha descartado la vía judicial: «Yo, personalmente, desde luego que no iré a la justicia ordinaria. Lo tengo claro. Voy a dar por buena la decisión de la junta electoral a la impugnación».

Ha manifestado que, además de suponer un coste económico, «para Osasuna no sería bueno entrar en esos líos». «Yo, hasta aquí he llegado, aunque creo que estoy dentro», ha afirmado Álvarez, quien no obstante ha indicado que tiene "esperanzas de que haya elecciones" el día 19.

Ha manifestado que el recurso está fundamentado «en la interpretación del posible error de redacción de los estatutos del club» y una carta «aclaratoria» del banco emisor en «el que reconoce que el documento que expide es un preaval, que nos han hecho un estudio económico y en el caso de ser elegidos se ejecutará y se convertirá en aval automático».

La junta electoral explicó el martes que no admitió el preaval de Álvarez al «no tener consideración de aval o preaval» y ser una mera carta de manifestaciones, y el de Lafón al no estar emitido por una entidad recogida en el registro del Banco de España tal y como indican los estatutos.

Por su parte, Lafón defendió ayer que su preaval es «válido al cien por cien» al estar emitido por una entidad europea y tener rango mayor a los estatutos del club, y dijo que tiene las «esperanzas intactas de que haya elecciones».