0 comentarios

Recuperar la autoestima en el Athletic

El Athletic respira aliviado tras la victoria ante el Rayo en San Mamés. Unido a los últimos resultados en la Europa League y la semifinal de Copa, la tranquilidad parece que ha regresado para afrontar el tramo decisivo de la temporada.

Sin embargo, para un equipo con un presupuesto alto, potencial y aspiraciones europeas como el Athletic, permanecer cerca de tres meses sin ganar en casa debe provocar ansiedad y muchas dudas en el cuerpo técnico y jugadores.

La temporada está transcurriendo con más pena que gloria. El equipo no ha sabido competir en la Champions League y en Liga se encuentra atascado. Valverde no encuentra la tecla para hacer funcionar al equipo, aunque ante el Torino y contra el Rayo sus cambios tácticos durante el partido le han dado resultado.

Cada partido parece una penitencia para un equipo faltó de ideas y que sufre ante la portería contraria. Salvo contadas excepciones, ver los partidos del Athletic de este campaña es sinónimo de sufrimiento y frustración.

Se espera bastante más de un club con un presupuesto que ronda los 70 millones de euros y que se sitúa entre los ocho primeros de la Liga.

El Athletic sigue vivo a finales de febrero en tres competiciones, aunque la realidad no invita al optimismo. El equipo parece asustado desde el inicio de la campaña y falta ilusión a pesar de estar en semifinales de Copa. En Europa, Valverde prefirió salir con los suplentes ante el Torino dejando en evidencia que el actual Athletic no está para demasiados trotes.

De una temporada ilusionante por la disputa de la Champions se ha pasado a un calvario de una dimensión impredecible si no llega a ser por un jugador clave como Aduriz. El resto -sobre todo Iturraspe, Muniain y Susaeta- han rendido por debajo del nivel esperado.

Aduriz, líder en el campo

El Athletic está salvando la temporada gracias al talento de Aduriz. El delantero donostiarra se ha convertido como ya ocurrió en su día con jugadores como Urzaiz o Llorente, en el único futbolista capaz de hacer goles en este Athletic.

Cuando Llorente seguía dando vueltas a su renovación en el verano de 2012, Aduriz llegó de Valencia por la puerta de atrás. El Athletic abonó 2,5 millones de euros porque Llorente todavía no había anunciado su intención de no seguir. Viendo lo que se encarece el mercado del Athletic por su filosofía, su fichaje es una de las mejores inversiones de los últimos años.

A día de hoy es insustituible y el mismo Ernesto Valverde trata de dosificar sus apariciones por miedo a que una lesión le impida participar al final de la temporada.

Aduriz se ha convertido en el líder del Athletic, admirado por la grada y temido por los contrarios. Intimida al adversario en cada pugna y se hace respetar en el campo.

Por encima de los goles, la trayectoria futbolísitica de Aduriz representa un espejo en el que deberían mirarse los jóvenes valores como Iñaki Williams, que apunta a que puede ser el nuevo ídolo de San Mamés.

Aduriz ha sabido sobreponerse a cada mal momento o salida del Athletic, para regresar con más ganas y siendo mejor jugador. Nadie puede poner en duda que las condiciones futbolísticas de Aduriz se han incrementado con el paso de los años y parece no tener límites sino fuera por los 34 años que marcan el calendario.

Este Athletic necesita recuperar la autoestima a medio plazo y son jugadores como Aduriz los que todavía mantienen ese espíritu en el campo.

/