20/04/2014

ETA remarca que la soberanía pasa por la colaboración entre abertzales

En un comunicado con motivo de Aberri Eguna, ETA valora la existencia de condiciones positivas para la soberanía, tanto en el país como en el ámbito internacional. No obstante, remarca que ello no basta, sino que «nos obliga a todos a dar nuevos pasos desconocidos hasta ahora». Frente a los «puentes rotos» del pasado, aboga por la colaboración entre abertzales.

GARA DONOSTIA

Como es habitual, Euskadi Ta Askatasuna (ETA) ha hecho pública su reflexión con motivo de la jornada de Aberri Eguna. El comunicado remitido a GARA, que aparece íntegro en su versión original en euskara en las siguientes páginas, remarca la existencia de opciones objetivas para avanzar hacia la soberanía, pero en la misma medida alerta de la necesidad de dar nuevos pasos «desconocidos para todos» y aboga por que el proceso sea liderado por una colaboración entre abertzales.

ETA comienza su análisis aludiendo al bloqueo de Madrid y París, a quienes observa «anclados en criterios de otros siglos» al mantener la opresión a naciones como Euskal Herria. Lo une a la actitud que muestran contra la resolución del conflicto, demandada por la mayoría de la ciudadanía vasca según subraya. Concluye que «no quieren la paz» y, acto seguido, añade el motivo: «Tienen un pánico terrible a la palabra que expresaría Euskal Herria usando medios democráticos».

Como ejemplos de esta cerrazón cita, además de los ataques a los derechos laborales y sociales, los dirigidos contra la identidad nacional y cultural. Tanto por parte del Estado francés (trabas a ikastolas, rechazo a la Colectividad Vasca...) como por el español (leyes educativas, imposición de símbolos o medidas neoliberales como las que sustentó el reciente Global Forum Spain de Bilbo). En este punto, critica «la lealtad de sectores económico-políticos» a esta «situación de colonización y dependencia», más aún cuando entre ellos aparecen «muchos que se tienen a sí mismos por abertzales».

Pese a ello, ETA entiende que ni los proyectos estatales ni «otras seudo-ofertas» han logrado superar «el ansia de libertad enraizado en nuestro pueblo». Y considera que las decisiones tomadas por la izquierda abertzale en estos años «están fortaleciendo las condiciones para el cambio político y social». Comenta que el contexto internacional también resulta propicio en la medida en que «se está confirmando que la opción de la independencia de los pueblos tiene presente y futuro».

«Iniciativa colectiva mayor»

Dicho esto, la organización vasca señala que el que se den esas condiciones propicias «no es suficiente». «El proceso de transición que hay que llevar a cabo en Euskal Herria nos obliga a todos a dar pasos desconocidos hasta ahora -advierte-, así como a construir una defensa más firme ante los ataques que nos vienen de fuera». Y por ello considera que el futuro pasa por «articular una iniciativa colectiva mayor y con más capacidad que la habida hasta ahora».

Profundizando en esta idea, afirma que «las soluciones justas y dignas a a los retos y problemas de la ciudadanía vasca vendrán de pasos conjuntos entre quienes toman en consideración la palabra y decisión de Euskal Herria, y no de estar mirando a los estados, ni de andar cada uno por su cuenta».

ETA incluye en este pasaje del comunicado una alusión crítica al PNV: «No es comprensible ver en días señalados como el de hoy a sus dirigentes hablando a favor del derecho a decidir y al mismo tiempo querer sostener ese marco que ha fracasado, precisamente, junto a los que desprecian ese derecho».

El texto concluye incidiendo en que en este «momento histórico» es al «abertzalismo» en su conjunto a quien corresponde «la responsabilidad principal de dirigir el proceso soberanista. Es sabido que en el pasado entre los abertzales han sido más frecuentes los puentes rotos que la colaboración en los objetivos básicos que compartimos. En opinión de ETA -continúa la organización-, hay que dar pasos significativos en la colaboración entre abertzales, desde el ámbito nacional a los pueblos, para conseguir en los próximos años la soberanía político-económica, la unidad territorial y la euskaldunización».

En la misma línea, la organización defiende que Euskal Herria debería salir al marco internacional con todos los recursos posibles, por lo que «habría que formar una representación popular amplia, para actuar como nación y con una sola voz ante el mundo y para recibir el reconocimiento político que nos es necesario».


 

 

Salimos a la calle a realizar un experimento...
 
¿Y SI NO SE CUENTA?
Kontatzen ez dena ez da