En Debate

 

Actualizado 16/05/2016 10:43
¿Cómo ha de ser nuestra relación con el territorio?
El urbanismo especulativo del último ciclo alcista terminó abruptamente en una larga crisis económica. Ese desenlace nos obliga a revisar los principios sobre los que hemos construido nuestra relación con el territorio en las últimas décadas y a proponer nuevos paradigmas.
Introducción
Img_2528

Nueva aportación

Una nueva aportación ha llegado de la mano del presidente de Lurra, Alberto Frías, en la que defiende que el modelo territorial no es solo insostenible desde el punto de vista ambiental, sino también desde el punto de vista económico y social. Desde esa perspectiva considera que ha llegado el momento de acordar una estrategia compartida que ponga el cuestión el actual modelo de producción y consumo.

En el anterior artículo el arquitecto, Ibai Gandiaga, planteaba que en la medida que las políticas territoriales son ideológicas, han de ser fruto de una decisión democrática de la sociedad. En este apartado se une a la de abogada y activista, Iratxe Arriola, que nos acercó una reflexión sobre el impacto que han tenido las DOT en la pérdida de tierra agrícola. El artículo del arquitecto y asesor municipal, Hodei Zenikaonandia, por otra parte, analizaba los instrumentos que se utilizaron para expandir la construcción de nueva vivienda y cebar la burbuja inmobiliaria. El desastre actual muestra los límites del anterior modelo lo que le permite valorar el futuro con cierto optimismo. Esa aportación se unió a la de Maribi Joaristi que discutía el modelo de ocupación del suelo en su relaciona con el modelo productivo y con el modelo de sociedad.

El anterior apartado ha estado dedicado a las relaciones entre cultura y territorio y ha contado con las aportaciones de Miren Lanz, miembro del colectivo Hiritik At, que analizaba el territorio como espacio en el que se materializan las relaciones sociales, económicas y culturales, y por tanto, espacio político; del polifacético Antxon Lafont que reflexionaba sobre la iniciativa de la sociedad civil como motor de los cambios en el territorio y de la arquitecta y urbanista, Oihane Ruiz Menendez, que dedicaba su aportación a la cultura que impregna el urbanismo actual.

El primer apartado del debate ha contado con las aportaciones del catedrático de Planificación Urbana y Regional en la UPV, Jose Allende, y del arquitecto y profesor de la UPV-EHU, Unai Fernandez de Betoño y han girado en torno a las propias Directrices de Ordenación del Territorio y su evolución.

Debate sobre las DOT

La ordenación del territorio es una cuestión eminentemente social y con ánimo de aportar un espacio para el contraste de ideas en relación con este tema, NAIZ y GARA han organizado un debate sobre ordenación del territorio que se desarrollará durante las próximas semanas en NAIZ –donde se podrá participar directamente mediante comentarios– y en las páginas de GARA.

La intención expresada por los responsables políticos de la CAV de revisar las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) abre un interesante oportunidad para el debate sobre los criterios a plasmar en las futuras directrices de ordenación territorial, pero, sobre todo, sobre el modo en que la sociedad vasca ha entendido hasta ahora su relación con el territorio.

Las DOT han marcado las pautas de desarrollo territorial de las últimas décadas, época que se ha caracterizado por un urbanismo especulativo que ha terminado en una larga crisis económica. Todavía estamos sufriendo las consecuencias del cierre abrupto del último ciclo alcista, lo que hace si cabe mas urgente una reflexión sobre los principios que deben regular nuestra relación con el territorio.