Magno Cisneros
Afectado por la Hipoteca

Hace ya unos meses que Magno Cisneros dejó de pagar la hipoteca de su piso en Deustua, priorizando el mantener a sus hijos. Desde entonces ha empezado un largo proceso de mediación con el que espera conseguir una salida digna. Sin tener certeza alguna de cómo acabará el asunto, en esta entrevista nos explica su situación.

«Intenté hablar directamente con el banco, pero no quisieron escuchar nada»
Beñat Zaldua|Bilbo|2012/06/26 09:45
Manifa_097
Movilización de Stop Desahucios Bizkaia, plataforma de la que forma parte Magno Cisneros
Es lamentable que, hoy en día, a la gente le quiten el piso, le quiten todo lo que había pagado y le dejen con una deuda casi como de otro piso.

¿Por qué dejó de pagar su hipoteca?
Me quedé sin trabajo y mi mujer trabaja solo dos horas, tres días a la semana. Con ese panorama, dejamos de pagar la hipoteca, porque necesitamos dinero para mantener a nuestros hijos.

¿Cuál fue la reacción de la entidad financiera?
Intenté hablar directamente con la BBK, pero no quisieron escuchar nada. Luego me acogí al servicio de mediación, por lo que ahora estoy a la espera de una reunión con el banco y la mediadora, para ver si proponen algo.

En su día, Kutxabank se sumó al servicio de mediación del Gobierno de Lakua y en más de una ocasión ha declarado estar dispuesta a negociar casos de ejecuciones hipotecarias. ¿Cómo se ha comportado con usted?
Como te digo, en el momento en que yo me dirigí directamente a ellos a decirles que no podía pagar la hipoteca y ver qué podíamos hacer, no quisieron saber nada. Ahora tenemos una reunión a través de la mediación y habrá que ver si quieren negociar, si aceptan la dación en pago o qué es lo que pasa. No hay nada definitivo.

¿Cómo tuvo conocimiento de la plataforma Stop Desahucios?
Fue por un primo de mi mujer, que me invitó un día a la paralización del desahucio de una mujer mayor. Le acompañé y ahí empece a comunicarme con gente de la plataforma. Desde entonces sigo allí, apoyando a la gente que lo pasa mal, porque claro, yo también estoy en ello.

Para usted no hay rescate, pero sí para los bancos. ¿Con qué sensación se queda?
No es que me quede con mal sabor de boca, es que me quedo indignado de verdad. Es lamentable que en un sitio como este, dentro de la Unión Europea, a la gente le quiten el piso, le quiten todo lo que ha pagado y que además le dejen con una deuda casi como de otro piso. No hay derecho, los banqueros y los políticos hacen lo que quieren, aunque mejor llamarles politiqueros, porque lo de políticos se les queda demasiado grande. Y luego, además, se van a sus casas con indemnizaciones millonarias. Es una vergüenza, sinceramente.

 

Nota: Según informa la portavoz de Stop Desahucios Bizkaia, Marta Uriarte, la reunión entre Magno Cisneros, la mediadora y Kutxabank se ha celebrado recientemente, con resultados poco satisfactorios para el afectado, cuya situación sigue pendiendo de un hilo. «El banco sigue en sus trece y se niega negociar nada parecido a la dación en pago», ha declarado Uriarte, quien añade que, desde la plataforma, denuncian «a Kutxabank por ser una de las entidades que más ejecuciones hipotecarias y desahucios practica en Euskal Herria, mientras que afuera se esfuerza por comprar nuevas entidades, como Catalunya Caixa».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK
LOTURAK