Las presiones españolas obligan a suspender las declaraciones de víctimas del franquismo

María Servini, jueza argentina que instruye la causa contra el franquismo que se desarrolla en Argentina, se ha visto obligada a suspender las tres declaraciones que estaban previstas para hoy en el consulado de Madrid. Las presiones diplomáticas del Estado español han forzado a la magistrada a tomar esta decisión.

@albertopradilla|MADRID|2013/05/08 17:28|0 iruzkin
Franquismo
Concentración ante el consulado argentino en Madrid. (Alberto PRADILLA)

La comunicación desde Argentina ha llegado cuando los tres primeros querellantes se encontraban en la legación dispuestos a prestar declaración a través de videoconferencia. Se trataba de la primera ocasión en la que Pablo Mayoral Rueda, Merçona Puig Antich y Pedro Fausto Canales, víctimas de la dictadura franquista, iban a poder testificar ante un tribunal de Justicia. No ha sido posible. Pasadas las 14.00 horas, el consulado ha recibido la notificación de que las exposiciones se suspenían ante las presiones del Gobierno español.

En concreto, según este documento, el embajador argentino en el Estado español, Carlos Bettini, habría recibido las protestas del director de Asuntos Consulares del Gobierno español, que reclamaba que el proceso no estaba sujeto a las normas que marcan los tratados bilaterales. Además, el representante diplomático habría amenazado con presentar una queja ante la embajada argentina.

«Se trata de un hecho muy grave», ha señalado a NAIZ.INFO la abogada Ana Messuti, que representa a varios de los querellantes.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK