Una manifestación denuncia por las calles de Donostia la «impunidad» del franquismo

La movilización ha concluido en la plaza Easo donde se ha rendido homenaje a las víctimas con la colocación de un monolito y han recordado la entrada de las tropas franquistas en la capital guipuzcoana el 13 de setiembre de 1936.

NAIZ.INFO|DONOSTIA|2013/09/15 17:22
20130915_franquismo
La manifestación ha recorrido las calles principales de Donostia. (Jon URBE / ARGAZKI PRESS)

Decenas de personas se han manifestado este domingo por las calles de Donostia contra la «impunidad» del franquismo convocados por la Plataforma Vasca para la Querella contra los Crímenes «el Franquismo.

La marcha ha partido pasado el mediodía del Boulevard donostiarra bajo el lema «Tolerancia cero hacia la impunidad del franquismo».

Los partícipes en la iniciativa han lucido ikurriñas, banderas republicanas, de ANV, así como de algunas de las formaciones y sindicatos que se han sumado a la misma como Ezker Anitza-IU o CNT. Entre los manifestantes se encontraban también el exsecretario de Salud Laboral de CCOO Jesús Uzkudun.

En declaraciones a los medios el portavoz de la Plataforma Vasca para la Querella contra los Crímenes del Franquismo, Felix Ibargutxi, ha lamentado la entrada de las tropas franquistas «a sangre y fuego» en la capital guipuzcoana el 13 de setiembre de 1936 y en los siguientes días «cayeron cerca de 500 personas asesinadas».

«Desgraciadamente muchos de los herederos de esos franquistas que entraron a sangre y fuego siguen por aquí con absoluta impunidad», ha censurado. Además, ha recordado a «todos los milicianos y gudaris que defendieron la ciudad desde julio hasta septiembre y luego tuvieron que retroceder».

Ibargutxi ha abogado por «luchar contra la impunidad del franquismo y eliminar la Ley de Amnistia que permite todavía que esos franquistas sigan sin responder por los 40 años de crímenes cometidos» y ha reclamado que las instituciones españolas hagan pública su condena al franquismo, a lo que ha añadido que los franquistas «deben de ser juzgados».