Presentan el homenaje anual a las víctimas del franquismo en Iruñea

Familiares de fusilados tras el golpe militar de 1936 se reunirán este sábado en la vuelta del Castillo de Iruñea para homenajear a quienes fueron asesinados y reclamar el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica de Nafarroa.

Naiz.info|Iruñea|2014/04/09 13:14|0 iruzkin
Arp_100417_644663
Homenaje en Iruñea a las víctimas del franquismo y sus familiares. (Jagoba MANTEROLA / ARGAZKI PRESS)

«Nos jugamos si miramos al pasado, al olvido, a la impunidad y al agravio o si miramos al futuro», ha sostenido Joseba Eceolaza, miembro de la Asociación de Familiares de Fusilados de Nafarroa.

En su opinión, está en juego «si se para en seco un camino o si se zanja como sociedad este asunto. El pasado fue como fue y no lo podemos cambiar, nos hubiera gustado que el apoyo de las instituciones hubiera llegado al principio, pero ha llegado a ahora y bienvenida sea esa actitud».

Ese cambio de actitud ha propiciado la aprobación en Nafarroa de la Ley de Memoria Histórica, que ha supuesto un «avance significativo», según Eceolaza, quien ha asegurado que se van a «dejar la piel para que se cumpla hasta la última coma», ya que «la memoria histórica no solo afecta a los familiares, sino a toda la sociedad y a la consolidación de los valores democráticos».

Esa necesidad de avanzar y dar respuesta a las «víctimas de esta violencia»se pondrá de manifiesto el sábado, en el acto de homenaje y reivindicación que se celebra desde 2006. El escenario será la vuelta del Castillo, en el sitio «en el que se fusilaba a la gente en Pamplona, una ciudad pequeña donde hubo una represión muy grande», con 309 víctimas mortales entre 40.000 habitantes.

La música y una ofrenda floral no faltarán en el acto que será presentado por Koldo Pla y que contará con testimonios de familiares como Carlota Leret, hija de Virgilio Leret, un iruindarra destinado en Melilla que está considerado como el primer militar al que quitaron la vida en esa guerra.

También intervendrá Ricardo Mula, hijo de Francisco Mula, trabajador de la Diputación que fue muerto en Lanz, tras lo que su familia tuvo que exiliarse desde Oronoz-Mugaire hasta Barcelona. Además Goyo San Pedro leerá una carta sobre el perdón y la memoria histórica, y Raimon Villalba, de la asociación de Olorón, acudirá desde el Estado francés para compartir experiencias en el exilio.

Respecto a la ley de Memoria Histórica, Eceolaza ha comentado que se han cumplido ya varios aspectos como el instar al Gobierno de Madrid a anular todos los juicios franquistas, se ha creado la comisión para velar por el cumplimiento de la ley y se están instalando placas conmemorativas en el Gobierno y el Parlamento foral .

Los elementos centrales en los que se debe avanzar, según ha remarcado, tienen que ver con las exhumaciones, es «urgente avanzar en el mapa de fosas y en las exhumaciones», así como en la recogida del ADN de los familiares y en la creación del banco de ADN.

Además, ha incidido en la necesidad de retirar toda la simbología franquista y otorgar la mayor protección a elementos singulares como son el fuerte de San Cristóbal y el parque de la Memoria.