Txupin Etxepare reconoce por primera vez la valentía de los ediles sociales de Iruñea de 1978

Jesús Velasco, Miguel Ángel Muez, Jacinto Martínez Alegría, Juan Frommknecht y José María Etayo, estos dos últimos ya fallecidos, han sido premiados por el colectivo Txupin Etxepare, integrado por la Federación de Peñas y el Autobús de la Memoria. El homenaje ha tenido lugar en el Día de las Peñas del sábado presanferminero, en una Plaza del Ayuntamiento que es ya una auténtica fiesta y en la que no ha faltado el alcalde, Joseba Asirón.

@gara_miantzi|Iruñea|2016/07/02 15:40
0702_txupin
Entrega del premio por parte del colectivo Txupin Etxepare a los ediles de Iruñea de 1978. (Jagoba MANTEROLA/ARGAZKI PRESS)

«Después de casi 40 años, nadie nos ha llamado, excepto los de ahora. ¡Muchas gracias!», así se ha expresado Jesús Velasco, en nombre de los ediles sociales de Iruñea de 1978 reconocidos por Txupin Etxepare. Tras reconocer a los compañeros fallecidos (Juan Frommknecht y José María Etayo) y a Miguel Ángel Muez, que no ha podido acudir al acto por problemas de salud y en su lugar ha venido su esposa, ha recordado que los sanfermines del 78 fueron «muy malos para nosotros», «y también muy buenos».

Ha relatado, ante una Plaza del Ayuntamiento abarrotada de gente, donde se han juntado las comparsas de gigantes y la charanga, poniendo a bailar a todos en un ambiente formidable, que el día 5 de hace 38 años se encerraron en la planta de arriba del consistorio unos jóvenes en huelga de hambre («pero no pasaba nada, les pasaban comida por la noche», ha bromeado). Por eso, lanzaron al día siguiente el cohete desde el primer piso.

«Tras lanzar el cohete, hubo mucho jaleo. Dejaron la ciudad hecho polvo», ha rememorado, en referencia a la brutalidad de la Policía española, que se cobró la vida de Germán Rodríguez. «Fuimos el primer Ayuntamiento democrático. Lo digo con mucho orgullo. Por ello, se celebró un pleno multitudinario y allí se decidió suspender las fiestas. Salí al balcón a anunciarlo con mucho miedo».

San Fermín Txikito inolvidable

Pero esos duros sanfermines tuvieron su compensación: el San Fermín Txikito, que sacó a todo el pueblo a la calle y donde se disfrutó verdaderamente. «Los sanfermines de 78 no se los deseo a nadie, pero ese San Fermín Txikito sí, te lo deseo a tí, Joseba», ha declarando dirigiéndose al alcalde Asirón.

Este, según ha contado a NAIZ, tenía 16 años en las fiestas del 78 y fueron las primeras en las que vivió el ambiente de la noche en la calle. Recuerda que tenía la sensación de que la Policía, todo lo que estaba sucediendo pasaba por encima de la ciudad y de sus representantes. «Fue un punto negro en la Transición y en estos tiempos en los que se habla de la Transición como algo modélico conviene no olvidarse de lo que sucedió».

Respecto a los sanfermines de 2016, anuncia que serán los primeros «realizados con un nuevo estilo», ya que el año pasado heredaron el programa. «Este año se notará en el programa y en las medidas que estamos en un nuevo tiempo, también en sanfermines».