Cientos de personas recuerdan en Iruñea a los 3.542 navarros fusilados por el franquismo

Cientos de personas se han congregado en la Vuelta del Castillo de Iruñea con motivo del homenaje anual que la Asociación de Familiares de Fusilados rinde a los 3.452 navarros muertos durante la Guerra del 36, un acto que ha coincidido con la conmemoración de la II República española.

NAIZ|IRUÑEA|2017/04/14 14:03|16 iruzkin
Ofrenda-fusilados
Un momento de la ofrenda floral. (Jagoba MANTEROLA/ARGAZKI PRESS)

Junto al monolito en recuerdo a los fusilados, ha tenido lugar un homenaje que ha combinado, entre banderas de la República, música y testimonios de familiares de las víctimas.

El acto ha sido conducido por Iñaki Zabal y Maite Mene y la parte musical ha corrido a cargo de una orquesta dirigida por Asier Zabalza Larreta que ha interpretado una obra compuesta en 1931 por Ricardo Pradels que tenía intención de ser una pieza titulada ‘Himno de la República española’.

El homenaje, como es habitual, ha finalizado con un aurresku y una ofrenda floral abierta al público asistente.

Al acto han asistido miembros del Gobierno de Nafarroa como el director de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar, o los consejeros Miguel Laparra y María Solana, así como la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, entre otros representantes políticos.

El presidente de la Asociación de Familiares de Fusilados, Jokin de Carlos, ha señalado, en declaraciones a los medios de comunicación, que «hoy hace 86 años que se abrió una ventana de esperanza para los obreros, para los campesinos de este país para luchar por las libertades y hoy homenajeamos a nuestros familiares asesinados, los recordamos, seguimos peleando por la memoria de los nuestros».

Según ha dicho, «los cimientos de la democracia de este país están sobre los huesos de nuestras familias, es un tema que no se quiso resolver y por eso seguimos peleando para recuperar sus restos en fosas, para seguir haciendo homenajes».

De Carlos ha agradecido al Ayuntamiento de Iruñea su colaboración en la organización de este acto y al Gobierno de Nafarroa que «desde 2015 ha tomado como hoja de ruta la ley de Memoria Histórica de Navarra y se ha hecho cargo de las exhumaciones».

El testimonio central del acto ha corrido a cargo de Arcadio Ibáñez y Conchita Salinas. Ibáñez, hijo de un fusilado de Miranda de Arga, ha manifestado que le «viene grande todo esto». «Mi padre se comprometió desde muy joven, fue concejal, se presentó después a diputado, fue presidente del Partido Radical Socialista», ha explicado.

Arcadio Ibáñez ha señalado que este día «no es fácil» para él, «me duele todo». «No hemos ganado ninguna batalla aún», ha manifestado, y ha lamentado que haya habido «tanto sufrimiento y tanta maldad».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK