El metro de Donostia arranca en otoño

El tramo de Euskotren que discurrirá por el centro de la ciudad tiene una longitud de 4,2 km y un coste estimado de 120 millones de euros solo en obra civil. Los trabajos del primer tramo, entre Lugaritz y Miraconcha, comenzarán en otoño; la segunda mitad se prevé que empiece en enero de 2018.

@gara_olarretxea|Donostia|2017/05/13 13:25|10 iruzkin
0513_metro_donostia
La consejera Arantxa Tapia, durante la presentación del proyecto. (@GARA_olarretxea)

Poco se oirá en adelante hablar del proyecto como la «pasante de metro» de Donostia; las instituciones implicadas se han decantado por llamarlo «variante ferroviaria del topo de Donostia», es decir, el tren recupera su nombre original que ciertos representantes se empeñaron en cambiar a través de carteles y paneles en las estaciones.

La consejera de Competitividad Económica, Arantxa Tapia, ha presentado esta mañana junto al alcalde Eneko Goia y el diputado general Markel Olano el trazado de 4,2 kilómetros de longitud que transcurrirán desde Lugaritz hasta Easo pasando por Benta Berri, la Concha y el Centro. Según ha confirmado la representante del Ejecutivo de Lakua, las obras se ejecutarán en dos tramos divididos casi a partes iguales: el primer tramo, el comprendido entre Lugaritz (en la zona del Antiguo) y Miraconcha, se publicará de forma oficial en el Boletín este 19 de mayo y en otoño, entre setiembre y octubre, se estima que comiencen los trabajos, que durarán 48 meses. El coste estimado, solo en obra civil, es de 50 millones de euros.

El segundo tramo será más complejo de construir dada la orografía, y se buscará roca para evitar trabajar en arena. Tendrá 2 km de longitud y dos estaciones, y un plazo de ejecución también de 48 meses. Lakua prevé licitarlo en julio de este año y que, a más tardar, las máquinas comiencen a trabajar en enero del año que viene. El coste de este tramo es de 70 millones de euros.

Los plazos para presentar las alegaciones al proyecto ya han expirado. Preguntada al respecto, Tapia ha afirmado que algunas se han tenido en cuenta y han sido incluidas; otras se han desestimado. No obstante, el rechazo de una parte de la ciudadanía es y ha sido palpable, también desde la oficina de Euskotren en la que ha tenido lugar la presentación. Un grupo de personas se ha congregado para mostrar su rechazo al proyecto y denunciar la falta de consenso y participación. Eneko Goia ha querido reafirmarse en la necesidad de esta infraestructura pese a lo que digan «los de ahí abajo», en alusión a la protesta de la plataforma Satorralaia.

El movimiento vecinal ha declarado que seguirá peleando por lograr un debate real en torno a esta variante ferroviaria. En ese sentido, el próximo 24 de mayo, a las 19.00, han organizado una mesa redonda en el Koldo Mitxelena para debatir sobre esta obra y el modelo de ciudad que queremos.

Además, han realizado un llamamiento a acudir al Pleno municipal del día 25 para manifestar «el rechazo social a la imposición del proyecto de la pasante de Metro».