Berástegui reconoce que Donostia 2016 ha tenido fuera «menos impacto» del previsto

El director general de la Capitalidad Europea de la Cultura Donostia-San Sebastián 2016 (DSS2016EU), Pablo Berástegui, ha reconocido que este proyecto «ha tenido menos impacto fuera» de la ciudad –un 4% de las actividades– que el inicialmente previsto en el Plan Estratégico de la Capitalidad, un 10%.

Naiz|Donostia|2017/05/18 13:15
Donostia
Presentación del informe sobre Donostia 2016. (@EHUKultura)

Berástegui, acompañado de la concejala de Cultura y Capitalidad del Ayuntamiento donostiarra, Miren Azkarate; del diputado foral de Cultura, Denis Itxaso; del viceconsejero de Cultura del Gobierno de Lakua, Joxean Muñoz, y de la subdirectora general de Cooperación cultural con las comunidades autónomas, Grial Ibáñez, han presentado el «Informe de evaluación de San Sebastián 2016 Capital Europea de la Cultura», realizado por LKS y Prospektiker.

Berástegui ha señalado que esta evaluación externa «integral», a la que se ha destinado «casi el 0,1% del presupuesto total», ha supuesto «un esfuerzo importante en recursos, tiempo y trabajo». El análisis se ha llevado a cabo a través de diversas técnicas de investigación, desde encuestas a la recopilación documental.

Esta evaluación se complementará con la que encara la Comisión Europea, que se conocerá «antes del próximo otoño». El director general de DSS2016EU ha citado como cuestiones que podrían haberse mejorado «la gestión de las expectativas» de la ciudadanía, es decir, «no haber sido capaces de expresar el proyecto tal y cómo se había configurado», lo que ha dado lugar a cierta «disonancia» con el cumplimiento de objetivos.

Ha puntualizado que las reacciones del público han sido «muy diferentes» según se ha participado o no en las actividades programadas, siendo la opinión «mejor» por parte de quienes han tomado parte en las mismas. En este contexto, ha considerado «interesante» que las actividades de la Capitalidad «son más valoradas individualmente que en el conjunto», lo que lleva a reflexionar sobre «cómo se podía haber mostrado el proyecto a la ciudadanía para que se entendiera mejor».

Miren Azkarate ha señalado que el informe es «en general positivo» y se considera que «se han cumplido los objetivos», con sus «luces y sombras», siendo una propuesta «innovadora, arriesgada y valiente» en la que ha habido «obstáculos que se han superado a veces bien y otras no tan bien».

Denis Itxaso ha opinado que el informe presentado es «muy valioso» para gestionar el legado de la Capitalidad, que se presentará el próximo día 29. Ha opinado que DSS2016EU ha cumplido sus «tres grandes objetivos»: fortalecer la «dimensión europea» de la ciudad y sus proyectos culturales; «renovar el tejido cultural»; y ahondar en la «cultura para la convivencia». Ha reconocido no obstante que la respuesta de la ciudadanía a los distintos proyectos ha sido «desigual».

Según este informe, el impacto directo de DSS2016EU en la economía local ha sido de 18,6 millones, el indirecto de 28,5, el inducido de 70,6 y se han creado unos 612 empleos. Además, puntúa con un 6,6 sobre diez el nivel de satisfacción con la experiencia cultural y con un 5,91 el nivel de satisfacción general de la ciudadanía con la Capitalidad.