El cuatripartito analizará este verano los efectos de la reforma fiscal

La fiscalidad será objeto de debate en el seno cuatripartito este verano cuando se vea cómo ha funcionado la reforma fiscal en Nafarroa y en ese momento se pondrán sobre la mesa los impuestos de Patrimonio y Sociedades.

Naiz|2017/05/18 15:11|0 iruzkin
Ayerduparlanueva
Ayerdi ha apuntado que entre los temas que serán objeto de debate estará el impuesto de Patrimonio. (PARLAMENTO DE NAFARROA)

El vicepresidente de Desarrollo Económico Manu Ayerdi, ha apuntado que entre los temas que serán objeto de debate «seguro» que estará el impuesto de Patrimonio, a lo que los miembros del cuatripartito ha añadido la necesidad de debatir sobre el impuesto de Sociedades.

Ayerdi, quien ha opinado que este último «no es un elemento de preocupación en Navarra», se ha pronunciado en este sentido al ser interpelado por la portavoz del PPN, Ana Beltrán, sobre política general en materia de política industrial y empresarial.

Beltrán ha mostrado «máxima preocupación» por la desconfianza empresarial, la salida de empresas y la falta de entrada de nuevas, lo que ha achacado, entre otras cuestiones, a una fiscalidad «mas dura de lo que debería» y en esta línea le ha preguntado si no desincentiva seguir manteniendo el impuesto de Patrimonio.

A eso ha añadido que la paz social «ha pasado a la historia» por el interés por introducir a organizaciones que «se caracterizan por buscar la confrontación y por intereses políticos» lo que «puede pasar gran factura».

Tras cuestionar la burocracia, ha incidido en la importancia de infraestructuras para el crecimiento de la actividad empresarial, con especial hincapié en la alta velocidad y el Canal de Nafarroa

Beltrán ha reconocido que el Plan Industrial «está bien hecho», lo que ha sido destacado por Ayerdi, quien ha considerado interesante que se ponga en valor la labor de planificación.
Ha sostenido que la tendencia es positiva tanto en empleo, también empleo industrial, en internacionalización, incluso en la creación y disolución de empresas, a lo que ha añadido que incluso en el balance de empresas que cambian de domicilio este año el dato también es positivo, han venido más empresas de las que se han ido.

Ayerdi ha subrayado la importancia que dan a la formación y a la innovación, ha aludido a la necesidad de potenciar el tamaño de las empresas y la colaboración entre ellas y el emprendimiento y ante los datos ofrecidos por Beltrán ha indicado que hay informes oficiales en los que Nafarroa «ni mucho menos es la peor de la foto».

Ha discrepado también en la lectura de la confianza empresarial, ya que, por lo que observa, la tendencia es positiva. Respecto a las infraestructuras ha dicho que están trabajando y en ese campo le ha dicho que no espere otra cosa que «trabajo, análisis y consenso con la Administración del Estado».

El vicepresidente ha mostrado disposición a estudiar otras propuestas que puedan mejorar la eficiencia de la administración.

«¡Qué bonito parece que la luna de miel que existe entre el PP y el PNV ha tenido efectos colaterales en Navarra!», ha señalado tras escucharles el parlamentario de UPN Carlos García Adanero, quien ha pedido que no se espere al verano para hacer cambios fiscales y ha subrayado la «inestabilidad» que transmite el cuatripartito.

Por Geroa Bai, Rafael Eraso ha compartido las actuaciones del Gobierno navarro y se ha mostrado convencido de que contribuirán al desarrollo de la economía navarra.

Adolfo Araiz, EH Bildu, quien ha comentado que en materia de fiscalidad hay cuestiones que debatir y seguramente no se pondrán de acuerdo sobre el impuesto de Sociedades, ha dicho que la paz social tiene un precio y estos años ha costado 183 millones de euros a Nafarroa, por lo que se ha alegrado de que las cosas estén cambiando.

El parlamentario de Podemos Carlos Couso, quien ha incidido en que la expansión económica no está llegando a las familias, ha cuestionado la actuación del Gobierno del PP, tras lo que ha abogado por un cambio de modelo económico.

Por el PSN, Guzman Garmendia ha comentado a Ayerdi que tras escuchar a Araiz «ya sabe dónde tiene el problema», ya que, a su juicio, el principal problema de los empresarios es la concertación social y este Gobierno «está siendo partidista». Ha opinado que la reforma fiscal no es lo que más preocupa sino la incertidumbre.

«Estupefacto» con la interpelación de «guante blanco» del PP se ha quedado José Miguel Nuin, I-E, quien ha considerado necesario cambiar el impuesto de Sociedades que «no es justo» y ha negado que la paz social haya tenido un precio porque se le haya dado ese dinero a UGT y CCOO, sino que se han suscrito convenios con ellos para desarrollar políticas activas de empleo.