Bruselas y Londres acuerdan prioridades y calendario de negociación del Brexit

La Unión Europea (UE) y Gran Bretaña han acordado este lunes en su primera discusión formal sobre el Brexit, que se ha prolongado durante ocho horas, las prioridades de la negociación y el calendario para los próximos dos años.

Naiz|Bruselas|2017/06/19 21:04|Iruzkin 1
Brexit
Los negociadores británico y comunitario, en su comparecencia. (EMMANUEL DUNAND / AFP)

Los derechos de los ciudadanos de la UE y británicos que viven en uno y otro lado del canal de La Mancha, la ‘frontera’ del norte de Irlanda con el resto de la isla y el acuerdo financiero de esta separación han sido formalizados como prioridades de la negociación.

Así lo han explicado en una rueda de prensa conjunta el negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier, y el secretario de Estado británico para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, David Davis, que se encontrarán una semana al mes a partir de ahora y hasta el 29 de marzo de 2019, la fecha de salida.

Davis ha señalado que la mayor parte del tiempo lo ha ocupado esta primera jornada la cuestión de la ‘frontera’ irlandesa, que debería ser «lo más invisible posible» para evitar que se ponga en peligro la estabilidad política en la zona.

Barnier ha señalado que la voluntad de la UE es también que «se cumpla absolutamente el acuerdo de Viernes Santo», si bien ha señalado que sí deberá existir una frontera con todas sus consecuencias para los servicios y mercancías, al quedar el Reino Unido fuera del mercado común.

Sobre los derechos de los ciudadanos, el portavoz del lado británico ha señalado que la primera ministra Theresa May presentará un «escrito de propuesta» en la cumbre comunitaria de jefes de Estado y Gobierno de este jueves y viernes, un documento que también trasladará al Parlamento británico.

Ambos ham insistido igualmente en las dos etapas de negociación distintas que celebrarán, primero sobre el «divorcio» y después sobre la futura relación entre Bruselas y Londres, en la que, según Barnier, «el Reino Unido ya no tendrá los beneficios que tenía cuando era miembro de la Unión».

«El Reino Unido se va de la UE, no al revés. Es la realidad, y que cada uno asuma las responsabilidades, que son humanas, económicas, etc, y no hay que subestimar esas consecuencias», ha añadido el negociador jefe europeo. Davis ha apuntado que, en su opinión, a nivel comercial a ambas partes les interesa una «asociación lo más fuerte posible».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK