Sare pide al Congreso español que «exija el cumplimiento de sus propias normativas» penitenciarias

La red ciudadana de apoyo a los presos ha mostrado su satisfacción por los pasos adelante en esta materia que se están dando en las cámaras de Gasteiz e Iruñea, y ha reclamado que esas «nuevas mayorías políticas» tengan reflejo en Madrid para poner fin a la «legislación especial» que se aplica a los prisioneros vascos.

Naiz|Gasteiz|2017/06/30 14:20|0 iruzkin
Sare
Comparecencia de Sare, este viernes en Gasteiz. (Jaizki FONTANEDA / ARGAZKI PRESS)

Durante una rueda de prensa en Gasteiz, representantes de Sare han destacado que «estos últimos meses se viene percibiendo con claridad una evolución muy positiva en varias fuerzas políticas y sindicales respecto a temas que no parecían estar en su agenda», relacionados con la situación en las cárceles.

En este sentido, han saludado que el PSE y Elkarrekin Podemos estén mostrando ya «posicionamientos afirmativos», como los acuerdos suscritos recientemente por la libertad de Sara Majarenas o de los presos con enfermedades graves. También en el Parlamento de Iruñea se están dando pasos también para reclamar los derechos de las personas encarceladas.

Sare ha hecho un llamamiento a «las instituciones vascas para que tomen la iniciativa en la defensa de los derechos de las personas presas; y al Parlamento español para que exija el cumplimiento de sus propias normativas».

La red ciudadana ha pedido asimismo el «máximo respeto» al debate que se está produciendo dentro del colectivo de presos, para que este se pueda llevar a cabo «sin injerencias y manipulaciones».

Ha recordado que los presos y presas «no están sufriendo el alejamiento porque ellos quieran» ya que «las progresiones de grado en el ámbito penitenciario las proponen los equipos de tratamiento y las concede el juez de vigilancia penitenciaria. No es de recibo que si solo el 1,5% de la población reclusa española se encuentra en primer grado, en el caso de los presos vascos sea del 95,5%».

También han remarcado que «los beneficios penitenciarios tampoco están en manos de las personas presas» y que quienes tienen más de 70 años «tienen derecho a ser puestos en libertad, sobre todo cuando la mayoría de ellos ha cumplido con creces los dos tercios de su condena».

Sare ha denunciado que «manifestar que la política de alejamiento se mantiene por la propia voluntad de los presos y presas es faltar a la verdad. La política de alejamiento, que vulnera la propia Ley General Penitenciaria, fue una abominable decisión política y por tanto, política tiene que ser la decisión de poner fin a ella».

Además de esta lectura de la situación, Sare ha expuesto algunas de las iniciativas que tiene programadas hasta la manifestación del próximo enero en Bilbo, como la campaña «0 Km», actos para exponer la situación de los hijos e hijas de las personas presas, o mantener la agenda de contactos con instituciones y agentes políticos, sindicales y sociales.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK