Donostia presenta un plan de turismo, que EH Bildu no ha apoyado

Donostia apuesta por desarrollar «un turismo equilibrado, sostenible y de calidad», para lo que ha aprobado una nueva estrategia para los próximos años que busca preservar la identidad y modo de vida de la ciudad con medidas como la regulación de los pisos vacacionales y el cobro de una tasa. La propuesta no ha sido apoyada por EH Bildu, que se ha abstenido.

NAIZ|DONOSTIA|2017/07/17 15:18
Aa_20170715473568
Imagen de la playa de la Concha, con una protesta contra la pasante del Metro, el pasado sábado. (Jon URBE/ARGAZKI PRESS)

El teniente de alcalde del Ayuntamiento donostiarra, Ernesto Gasco, ha presentado en rueda de prensa, junto al gerente de San Sebastián Turismo, Manu Narváez, el Plan Director 2017-2021, aprobado hoy por el consejo de administración de esta sociedad municipal, con el rechazo de EH Bildu.

Según ha destacado Gasco, esta planificación supone «un cambio significativo» respecto a la estrategia precedente, ya que «antes se buscaba la promoción del destino» pero, tras las destacadas subidas cuantitativas de los últimos años y una vez alcanzada una cifra media de 1.250.000 pernoctaciones al año, lo que se pretende a partir de ahora es lograr «una buena gestión de la marca Donostia».

El concejal de Impulso Económico y Turismo ha precisado que el plan «orienta» la estrategia de la ciudad hacia «un turismo urbano de calidad» que «no desvirtúe la esencia» de la capital donostiarra, sino que «refuerce su identidad, valores y cultura», para situarse como destino de referencia por su «autenticidad y excelencia».

Se trata de «evitar los efectos negativos de un desarrollo descontrolado», ha señalado Gasco, quien ha hecho hincapié en gestionar esta importante actividad económica de manera «ordenada y armoniosa», para «garantizar» la calidad de vida de los propios donostiarras.

De los objetivos que fija el nuevo Plan Director, destaca, de hecho, el de "gestionar bien y ordenar el espacio y la actividad turística", para lo que propone planes de ordenación y control de la movilidad y de los apartamentos turísticos, sobre los que el gobierno municipal ya trabaja en la elaboración de una ordenanza que se espera que entre en vigor a principios del verano de 2018.

Los planes hasta 2021 apoyan la declaración de Alde Zaharra como zona saturada de actividades económicas e incluso proponen la elaboración de un plan integral de intervención en esta zona.

También anuncia la ubicación del nuevo centro de recepción de visitantes en la planta de calle del Ayuntamiento, junto a la oferta de la Diputación para todo el territorio, al tiempo que se defiende la aprobación de un «plan de renovación del paisaje urbano» para evitar la proliferación de expositores sin control en la vía pública o los rótulos comerciales «sin orden».

La promoción de «productos turísticos premium» para clientes exclusivos, del turismo profesional y de congresos, y del vinculado a eventos deportivos, son otras de las acciones que promoverá, que anuncia además su apuesta por potenciar el turismo gastronómico y cultural, éste último potenciando recursos como Tabakalera.

Abstención de EH Bildu

«La situación actual del turismo en Donostia exige un planteamiento integral y coherente para aplicar de manera rigurosa criterios de sostenibilidad en la ciudad. El gobierno de Eneko Goia, sin embargo, ha renunciado a dicho reto y prefiere, por ello, poner petachos y aparentar lo que no es. Es lo que ha hecho con el Plan Director de Turismo y esa es la razón, precisamente, por la que EH Bildu no ha apoyado hoy la propuesta en el consejo de administración celebrado por la sociedad Donostia Turismoa», ha explicado la coalición abertzale.

«El crecimiento desmedido, la masificación que se está produciendo en determinados barrios y la influencia negativa de los pisos turísticos ilegales en el mercado de la vivienda han provocado que la ciudadanía donostiarra empiece a percibir el turismo como un problema. Incluso agentes del propio sector comienzan también a mostrar su preocupación. Es imprescinbible, por tanto, trabajar con una visión general y aplicar, en todos los ámbitos, políticas coherentes con la sostenibilidad. Porque nos estamos jugando el modelo de ciudad. La política de Eneko Goia, sin embargo, va precisamente en la dirección contraria», ha denunciado EH Bildu.

«Hoy se nos ha presentado el Plan Director, centrado en la promoción y gestión turística, como si nada tuviera que ver con el problema de los pisos turísticos, el medioambiente o las condiciones laborales de las personas que trabajan en el sector. El Gobierno Municipal, en vez de analizar el impacto del turismo en todos los ámbitos de la vida de la ciudadanía donostiarra (movilidad, cultura, desarrollo económico, convivencia...) y adoptar medidas coherentes con dicho análisis, prefiere tomar decisiones puntuales y ver satisfechos los intereses que los partidos de gobierno quieren satisfacer», ha destacado EH Bildu.

«La falta de coherencia, por otra parte, es palmaria. Porque, a pesar de que la melodía del plan aprobado hoy pueda resultar agradable, la práctica diaria de PNV y PSOE está muy lejos de un modelo sostenible que priorice la calidad de vida de los y las donostiarras. No se puede hablar de la descentralización del turismo y ayudar luego a que la Parte Vieja se convierta en una parque temático, destinando 800 metros cuadrados más a hostelería en el edificio Pescadería de la Bretxa -en vez de dedicarlos a servicios comunitarios-. No se puede hablar de desestacionalización, y realizar luego promociones masivas, para que los y las turistas vengan en verano y llenen aún más espacios ya masificados», ha señalado EH Bildu.

«EH Bildu de Donostia ha presentado una propuesta de gestión sostenible del turismo que recoge una serie de medidas relacionadas con el urbanismo, la cultura, la protección del patrimonio, las políticas de género, los derechos de las y los trabajadores, la promoción turística o la convivencia. Se trata de una propuesta abierta que estamos compartiendo con agentes sociales y las y los donostiarras en general. Ese es el camino, en opinión de EH Bildu: en una situación en la que la ciudadanía empieza a percibir esta materia como un problema, acordar políticas integrales y coherentes en la línea de un modelo de gestión sostenible que ponga en el eje de su actuación la calidad de vida de las y los donostiarras», ha añadido.