Haimar Zubeldia anuncia su retirada después de la Clásica de Donostia

Haimar Zubeldia ha anunciado su retirada del ciclismo después de la disputa de la Clásica Donostia, que tendrá lugar el próximo 29 de julio.

NAIZ|2017/07/17 15:49|Iruzkin 1
Haimar-zubeldia
Haimar Zubeldia en Donostia, en la pasada edición de Euskal Herriko Itzulia. (Gorka RUBIO/ARGAZKI PRESS)

Después de 20 años en el pelotón, con 16 Tours, 12 Vueltas y un Giro, Haimar Zubeldia, el «abuelo» del pelotón con 40 años, ha anunciado su retirada en su hotel de descanso, al lado del líder del Trek, Alberto Contador.

«Después de tantos kilómetros y de 20 años de profesional, he decidido retirarme del ciclismo después de la Clásica de San Sebastián. Viví en el Euskaltel años mágicos, luego corrí al lado de grandes líderes, campeones como Jan Ullrich, Lance Armstrong, Ivan Basso, Fabian Cancellara y Joseba Beloki, y me despido compartiendo pelotón con Chris Froome y Alberto Contador», ha dicho Zubeldia tras anunciar su retirada.

El usurbildarra, que ha destacado su paso por Euskaltel, Astana y Trek, ha señalado que la decisión la tomó después de meditarlo mucho.

Han sido 20 años de pocas palabras y muchos sentimientos. Llevo tiempo pensándolo, pero este invierno tomé la decisión definitiva. En este Tour lo he visto claro, por eso decidí poner punto final», ha explicado.

El ciclista vasco no ha dado importancia al hecho de retirarse con 16 Tours, a uno solo del récord de participaciones en la carrera francesa.

«Hay que saber dejarlo. Han podido ser 17 pero ya está bien. Han sido 20 años inolvidables. Fui cinco veces top ten. Se me puso el listón muy alto, pero hice lo que pude. Lo dejaré muy tranquilo en ese sentido», ha comentado.

La retirada se concretará tras la disputa de la Clásica de Donostia, la prueba de sus sueños, «la de casa, la que veía desde pequeño desde la puerta de casa».

Para el futuro, Zubeldia se plantea seguir ligado al mundo de la bicicleta, «sobre todo seguir andando en bici, pero aún no sé exactamente qué haré».

El de Usurbil se retirará con sentido realista, consciente de «hasta donde se puede llegar».

«Con la edad ves las cosas con objetividad y realismo, ves hasta dónde puedes llegar. El ciclismo me lo ha dado todo, me voy satisfecho, realizado y lleno de felicidad. Ya no puedo aportar más», ha subrayado.

Para el recuerdo indeleble del ciclista vasco «aquellas ascensiones en los Pirineos, en el Tourmalet, cuando pasaba en cabeza algunos puertos animado por la afición».