La Ley de Residuos podría llevarse al Parlamento navarro a final de año

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Nafarroa, Isabel Elizalde, ha anunciado que el departamento está atendiendo las alegaciones al anteproyecto de Ley de Residuos tras su fase de exposición pública y ha previsto que a final de año podría trasladarse al Parlamento.

Naiz|2017/10/12 08:58|0 iruzkin
Residuos
La Ley de Residuos podría llevarse al Parlamento navarro a final de año.

«Ha estado en fase de exposición pública y en estos momentos estamos terminando de atender las alegaciones que se han hecho», ha aclarado en comisión parlamentaria, a la que había acudido a petición de UPN para informar sobre el estado de ejecución del plan de residuos 2017-2027.

Elizalde, que ha recordado que el plan se sustenta en el principio de «economía circular», ha añadido que el principal objetivo para 2027 es «prevenir al máximo para eliminar lo mínimo».

Según ha precisado, en 2015 se generaron en Nafarroa 266.530 toneladas de residuos domésticos y comerciales. De esta forma, cada navarro habría generado 1,14 kg al día de residuos, de los que solo fueron recogidos y tratados el 33 %.

«Planteamos que ese porcentaje alcance el 70 % para materia orgánica en la próxima década», ha matizado, tras anunciar que entre 2017 y 2018 se va a desplegar la recogida selectiva de material orgánico a todos los rincones de Nafarroa «con el sistema que establezca cada mancomunidad».

En este sentido, ha subrayado que la recogida selectiva de materia orgánica está aumentando «progresivamente», ya que en 2016 se produjeron 34.000 recogidas selectivas, frente a las 31.000 de 2015 y las 25.000 de 2014, pero que todavía es «escasa».

La consejera, que ha recordado que la previsión presupuestaria para el plan era de 4.392.000 euros, ha apuntado que, a día de hoy, están ejecutados 4.390.074. Además, ha subrayado que la puesta en marcha de la oficina de prevención y economía circular era otro de los objetivos previstos.

«Es el motor que hace girar el resto de las acciones», ha asegurado la consejera, que ha anunciado que esta entidad, liderada por el Gobierno navarro, se materializará antes de final de año y permitirá que el propio consorcio «tenga las herramientas suficientes para apoyar la prevención de residuos».

En este mismo sentido, ha previsto que a mediados del año que viene pudiera crearse un ente público que agrupase a todas las mancomunidades. Esta entidad no sustituiría a ninguna mancomunidad y realizaría labores de coordinación entre todas ellas. Además, la anexión sería totalmente voluntaria.

«El ente no sustituye a nadie, lo que hace es reforzar el trabajo que hacen las mancomunidades», ha asegurado Elizalde, que ha matizado que «habrá momento» para debatir la composición y la forma jurídica de la entidad.

También ha remarcado la posibilidad de implantar una «tasa» o «fiscalidad verde», de forma que Hacienda recaudaría un impuesto en relación a las toneladas que se lleven a vertedero. Por otro lado, ha anunciado que «si no es en octubre, antes del 15 de noviembre» estará constituida la comisión seguimiento del plan.

Según ha manifestado, la Mancomunidad de Iruñerria, el Consorcio de residuos de Nafarroa y el Gobierno navarro han firmado un acuerdo «para poner en marcha una campaña de promoción en torno a la gestión y recogida de la materia orgánica». El gasto de esta campaña para 2017 era de 170.000 euros «y continuará durante 2018».

«Hay que hacer un seguimiento constante de la ejecución de este plan», ha dicho Elizalde, que ha previsto que para diciembre se pueda contar con una «primera lectura» del mismo. Además, ha matizado que está prevista una revisión para el año 2022 ya que, «aunque el plan es hasta el 2027, está en continuo movimiento y mejora».