El Banco de Sangre de Nafarroa busca crear un grupo estable de 500 donantes de plasma

El Banco de Sangre y Tejidos de Nafarroa ha iniciado diferentes acciones para relanzar su programa de donación de plasma por aféresis, con el objetivo de conformar un grupo estable de al menos 500 donantes de este componente sanguíneo y alcanzar así un volumen mínimo de 2.000 extracciones anuales en 2019.

Naiz|2017/10/13 09:07
Donantesangre
El Banco de Sangre de Nafarroa busca crear un grupo estable de 500 donantes de plasma.

Según señala el Gobierno navarro en una nota, con esta medida, se persigue aumentar los actuales niveles de autoabastecimiento de plasma, un componente de la sangre que es la base para elaborar medicamentos de gran valor para el tratamiento de pacientes inmunodeprimidos, hemofílicos, con problemas de coagulación o patologías en el hígado, entre otras enfermedades.

El BSTN ha comenzado a remitir cartas a antiguos participantes del programa de donación de plasma por aféresis invitándoles a volver a colaborar. Tiene también previsto contactar por carta con los donantes habituales de sangre que cumplan los requisitos necesarios para donar plasma. Además, proporcionará información a donantes ocasionales o cualquier persona interesada en sumarse a este programa.

La donación de plasma se lleva a cabo mediante la técnica de la aféresis, que se realiza mediante un dispositivo que separa los componentes de la sangre en el momento de la extracción, selecciona los que necesita y devuelve al torrente sanguíneo los que no. El proceso dura en torno a una hora y se realiza en las mismas camillas donde se hacen las extracciones convencionales de sangre.

En la actualidad, el BSTN cuenta con cuatro equipos de aféresis, tres de ellos en su sede de Iruñea y uno en Tutera. Según evolucione la demanda y el programa de captación de donantes, se valorará la adquisición de un equipo adicional en cada sede. Asimismo, la campaña de captación de donantes de plasma llega acompañada de una revisión de procesos y detección de puntos de mejora en el sistema de fraccionamiento y obtención de este componente.

El BSTN busca captar para este programa un donante fiel, que se comprometa a donar varias veces al año. En cuanto a los requisitos, se valorará que los y las donantes tengan un buen acceso venoso, un nivel no elevado de hematocrito y un peso de más de 65-70 kilos. Por su seguridad, además de las analíticas habituales, se les harán controles periódicos para garantizar que tienen bien los niveles de proteínas e inmunoglobulinas.

Mujeres y grupo AB: candidatos a donar con más frecuencia
Cabe destacar que este programa puede ampliar la práctica de la donación en colectivos que no acostumbran a hacerlas por tener un grupo sanguíneo de menor demanda o por no cumplir los requisitos para las extracciones al uso. En el caso de plasma, el donante universal (apto para todos) es del grupo AB, al que no se suele citar tanto porque las necesidades de su sangre no son tan elevadas, pero que en el caso del plasma tendrían oportunidad de donar con más frecuencia.

Igualmente, mujeres que habitualmente no cumplen los requisitos para donar sangre por tener un hematocrítico más justo (con unos niveles de hemoglobina en el límite), pueden ser excelentes candidatas para la donación de plasma para producción de fármacos, ya que cuentan con mayor volumen de este componente y la extracción no merma su nivel de hematíes.

Otra característica de la donación de plasma es que se puede realizar con mayor frecuencia, hasta cada 15 días, si bien el BSTN va a poner como límite una donación al mes (en el caso de la sangre total, los varones solo pueden realizar cuatro donaciones al año y las mujeres, tres).

Reactivación del programa
En el pasado, en Nafarroa se llegaron a realizar en torno a 3.400 donaciones de plasma mediante aféresis, pero en el año 2011 se comunicó el cese de este programa mediante una carta remitida a los participantes, por considerarse que ya no resultaba tan necesario. Las donaciones por aféresis llegaron a su nivel más bajo en 2013, con 200 extracciones. En la actualidad, se ha considerado necesario volver relanzar este tipo de donación, con un plan específico dirigido a lograr mayor nivel de autoabastecimiento de hemoderivados y evitar la dependencia de centros externos y del extranjero.

La reactivación de programas de plasmaféresis sigue una tendencia que se está dando en otros territorios y a nivel europeo, ante el incremento mundial de la demanda de fármacos derivados del plasma. El Ministerio español de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad tiene previsto lanzar en breve una campaña de publicidad para fomentar la donación de plasma. El objetivo es garantizar un mayor nivel de autoabastecimiento de los centros sanitarios públicos manteniendo una base de donación «altruista y voluntaria».

El Plan de Plasmaféresis, del que ya se informó en sede parlamentaria, prevé triplicar el volumen actual de extracciones de este componente, hasta alcanzar al menos las 2.000 donaciones anuales en los próximos dos años. Se pretende seguir potenciando el programa en futuros ejercicios, hasta alcanzar al menos los registros históricos de 3.400 donaciones alcanzados en el pasado en Nafarroa o que se consiga el obligado autoabastecimiento de hemoderivados.