El gasto sanitario por habitante alcanzará en Nafarroa los 1.648 euros, casi 200 más que en 2015

El presupuesto inicial del Departamento de Salud del Gobierno de Nafarroa para 2018 alcanza la cifra de 1.059 millones de euros, superando por segundo año consecutivo los 1.000 millones, con un gasto medio por habitante de 1.648 euros, casi 200 euros más que en 2015.

Naiz|2017/11/14 11:10|0 iruzkin
Domingueznueva
El consejero Domínguez ha detallado los presupuestos de su departamento para 2018. (Jagoba MANTEROLA/ARGAZKI PRESS)

La cifra supone cerca de un tercio del presupuesto total del Gobierno de Nafarroa (27,2%), y continúa con la línea de incremento observada en los últimos cuatro años. En este sentido, con respecto a 2015, el presupuesto ha aumentado 126 millones de euros.

El consejero de Salud, Fernando Domínguez, ha presentado esta mañana el Proyecto de Presupuestos del Departamento, remarcando «que las cifras reflejan nuevamente el compromiso del Gobierno de Navarra por continuar mejorando la salud de la población navarra y por fortalecer el sistema sanitario público».

Según señala el Ejecutivo en una nota, el nuevo proyecto evidencia la apuesta por la mejora de la capacidad resolutiva de Atención Primaria, que aumenta en ocho millones de euros su dotación, el compromiso por la Salud Pública, con un incremento presupuestario de cerca de 900.000 euros, en el que destaca la Estrategia de Envejecimiento Activo y Saludable, y la reducción de las listas de espera, que sigue siendo una prioridad, con una partida de 1,5 millones de euros.

Además, cabe recordar, que el próximo año se van a destinar 590.000 euros para la financiación de fármacos de ayuda para dejar de fumar y otros 2 millones de euros para subvencionar el copago de medicamentos a determinados colectivos.

Gracias a estos nuevos presupuestos, el próximo año el Departamento va a poder acometer otras acciones relevantes como son la internalización y comarcalización del Servicio de Emergencias, la extensión de la Estrategia de Crónicos a todas las áreas en nuevos perfiles, la implantación del programa de paliativos en el Complejo Hospitalario de Nafarroa o la apertura de la Unidad de Media y Larga Estancia en Salud Mental.

Cabe destacar, igualmente, una partida de 46,8 millones de euros para inversiones tanto en Atención Primaria como en Especializada: 19,6 millones de euros para obras; 14 millones de euros para equipamiento médico; 2,5 millones para equipamiento general; y otros 10 millones de euros para sistemas de información. Asimismo se destinarán 4,7 millones de euros a investigación, un 20% más que el ejercicio anterior, cumpliéndose con ello el compromiso de duplicar la inversión que se destinaba a este fin en 2015.

En su comparecencia, el consejero ha estado acompañado por el director general de Salud, Luis Gabilondo; el director gerente de Osasunbidea, Oscar Moracho, y por la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Nafarroa, Mª José Pérez Jarauta.


Apuesta por la Atención Primaria
La apuesta por la Atención Primaria como eje del sistema sanitario público se evidencia en las nuevas cuentas, con un incremento de ocho millones de euros, hasta alcanzar los 154 millones de euros. Así, se destinarán 1,6 millones de euros para reforzar personal, 900.000 euros en equipamiento para la mejora de la atención en el medio rural (18 ecógrafos y camillas eléctricas, 25 dermatoscopios, un retinógrafo y un equipo de radiología) y otros 950.000 euros para la Convocatoria de subvenciones para Ayuntamientos para la reforma y/o ampliación de consultorios; ésta última duplica casi la cuantía destinada en 2017, partida que había sido suprimida la pasada legislatura.

Asimismo, destaca que la partida para la realización de obras en Centros de Salud y consultorios alcanza los 8.5 millones de euros lo que permitirá acometer, las siguientes actuaciones: ejecución de las obras del Centro de Salud de Doneztebe; ampliación y reforma del Centro de Salud de Tafalla; reforma del Centro de Salud de San Adrian para albergar la radiología; reforma del Centro de Salud de Santa Ana en Tutera; continuación de las obras del Centro de Salud de Lodosa; aprobación del proyecto y licitación de las obras de Centro de Salud de Lezkairu; y finalización de las obras del Consultorio de Mutiloa, entre otras.

Implementar el nuevo modelo de transporte sanitario, comarcalizar las urgencias rurales y la atención sociosanitaria son otros de los objetivos prioritarios. En concreto, para la internalización del Servicio de Emergencias se prevé destinar en torno a un millón de euros.

Finalmente, destaca la extensión de la Estrategia de Crónicos en todas las áreas en nuevos perfiles tanto en adultos como en niños (538.000 euros) así como el inicio del despliegue del Plan de Atención Sociosanitaria y del Plan de Mejora de la Capacidad Funcional.

Reducir listas de espera
En Atención Especializada, a la que se destinan 587 millones de euros, destaca la partida de 1,5 millones para reducir las listas de espera. Otras actuaciones reseñables son la potenciación de la Hospitalización a Domicilio en las Áreas de Lizarra y Tutera (200.000 euros), la implantación del programa de paliativos en el Complejo Hospitalario de Nafarroa (188.000 euros) y la mejora de su cartera de servicios (461.000 euros), el desarrollo de la Salud Sexual y Reproductiva (480.000 euros) o la regularización de la UCI del Hospital Reina Sofía de Tutera (200.000 euros).

En lo que se refiere a inversiones, se han previsto 23,1 millones de euros. Como principales actuaciones se contemplan las siguientes: en el Complejo Hospitalario de Nafarroa, el inicio de la obra del traslado de los laboratorios (LUNA), la reforma del área de Cirugía Mayor Ambulatoria, el proyecto y obra de la sala polivalente del Servicio de Urgencias, los proyectos y obras de Alergología y Medicina Interna; en el Hospital Reina Sofía, el proyecto de hemodiálisis, las obras de remodelación de radiología, el proyecto de nuevos vestuarios y las nuevas consultas de ginecología; y en el Hospital García Orcoyen de Lizarra, la obra de Salud Mental y la reordenación de espacios, y el inicio de la obra del espacio destinado a Cirugía Mayor Ambulatoria.

En el área de Salud Mental, se prevé en el primer trimestre de 2018 la apertura de la Unidad de Media y Larga Estancia. Se han presupuestado 1,35 millones de euros, de los cuales 760.00 se destinan a equipamiento. También se reserva una partida de 335.000 euros para el despliegue del equipo de primeros episodios.

Además, se reservan 2 millones de euros para la subvención del copago de medicamentos a determinados colectivos y 590.000 euros para la financiación de fármacos para dejar de fumar. El Proyecto también incluye una partida específica de 100.000 euros para la Estrategia de Humanización del Sistema Sanitario Público.

Un 20% más para fomentar la investigación
El fomento de la investigación es otra de las líneas estratégicas para el Departamento de Salud. En este sentido el Proyecto recoge una partida de 4,7 millones de euros, un 20% más que en 2017. En cuanto a la formación y docencia se consolida una partida de 1,1 millones de euros, cuantía que supera en un 52% a la existente al finalizar la pasada legislatura.

En relación a las subvenciones a Asociaciones de Pacientes, se han presupuestado 1,37 millones de euros. Destacan las partidas de la Convocatoria General de Asociaciones de Pacientes y Familiares (426.000 euros), la Asociación de Donantes de Sangre (388.000), las subvenciones para programas de VIH-SIDA (129.000), las ayudas para niños con parálisis cerebral (122.000), la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer (90.000), las ayudas para pacientes hemofílicos afectados por Hepatitis C (84.000) y para personas con autismo (83.000).

La promoción de la salud aumenta su dotación un 23%
La apuesta por la Salud Pública es otra de las prioridades estratégicas del Departamento. El presupuesto del Instituto de Salud Pública y Laboral de Nafarroa (ISPLN) alcanza los 22,1 millones de euros, superando en un 25 % al correspondiente al ejercicio 2015.

En particular se apuesta de manera decidida por nuevas estrategias de Promoción de la Salud e Intervención Comunitaria. A este ámbito se destinan más de 3 millones de euros lo que representa un incremento del 23,1%.

En este ámbito, destaca en particular la Estrategia de Envejecimiento Activo y Saludable, con nuevas partidas que suman 320.000 euros y que se empleará, entre otras acciones, para subvencionar a entidades municipales y sociales para avanzar en Ciudades y pueblos Amigables con los mayores así como para otros proyectos locales interdepartamentales.

Asimismo se refuerzan diversas actividades de Promoción de la Salud, ámbito al que se destinarán 430.000 euros. Como nuevas acciones destacan las campañas de estilos de vida relativas al Plan Foral de Drogodependencias (uso de cannabis) y a la prevención de ITS y sida, así como el Plan de Ejercicio Físico, realizado en colaboración con el Departamento de Cultura, Deporte y Juventud.

Igualmente relevantes son las actividades previstas para seguir reforzando las Escuelas de Salud: de Pacientes, de Cuidadores, de Mayores, de Padres y madres.

Las nuevas cuentas recogen también 1,3 millones de euros para las subvenciones que se conceden a entidades municipales y sociales; se incrementan un 10% con objeto de reforzar la acción social en salud y, especialmente la prevención de drogodependencias, equidad y promoción comunitaria de la salud sexual.

Otra línea de actuación prioritaria es la salud laboral, cuyo plan de acción tiene como objetivo disminuir los riesgos y los daños de origen laboral. Destaca el nuevo programa dirigido a ‘Empresas Top de accidentes y daños’ para el que se han presupuestado 110.000 euros adicionales (+10%).

El presupuesto del INSPL destina 3,4 millones de euros a vacunaciones, campo en el que se prevé realizar estudios técnicos de seroprevalencias, que ayudarán a la toma de decisiones para la futura adecuación de los calendarios vacunales.

Finalmente, en relación a la salud ambiental y seguridad alimentaria, se prevé la unificación del Laboratorio del INSPL con el del Ayuntamiento de Iruñea, con una nueva sede, objetivo para el que se destina una partida inicial de 436.000 euros.