Los medios de comunicación y la violencia de género, una reflexión necesaria

No estaba previsto, pero las jornadas «Jaque al Patriarcado» organizadas por el Parlamento navarro han coincidido con el juicio por la violación múltiple de sanfermines. En la jornada de hoy, un taller sobre violencia de género y medios de comunicación con el objetivo de reflexionar para avanzar hacia la igualdad de género, muy alejada de las prácticas que se han visto en torno al juicio.

@MartxeloDiaz|IRUÑEA|2017/11/14 11:25
Int20171114015411
Sarah Babiker en el taller sobre medios de comunicación y violencia de género que ha tenido lugar hoy en el Parlamento navarro. (Jagoba MANTEROLA/ARGAZKI PRESS)

Unas 60 mujeres mueren al año como consecuencia de la violencia machista. Es la expresión más trágica de una violencia estructural que también tiene otras muchas manifestaciones. Este es un dato de los que la experta en género y comunicación Sarah Babiker ha expuesto en el encuentro mantenido en el Parlamento con profesionales de los medios. Las jornadas «Jaque al patriarcado», en el que se enmarca el taller, celebran este año su tercera edición en el marco de una apuesta de las instituciones navarras en contra de la violencia machista.

La presencia de la mujer en los medios es mucho menor de lo que le correspondería teniendo en cuenta que es la mitad de la población. Según el monitoreo WACC , que analiza este aspecto a nivel global, en el Estado español la presencia de las mujeres como sujeto de las noticias es de un 30%. Sin embargo, en las informaciones relacionadas con la violencia llega al 51%. Asimismo, en lo que se refiere a las fuentes, solo el 9% de los expertos son mujeres, mientras que en la opinión popular llega al 43%. Las temáticas en las que más frecuentemente aparecen las mujeres son las relacionadas con el espacio privado o los cuidados.

Junto a ello, el estudio revela que cada vez hay más mujeres trabajando en los medios, que Babiker ha relacionado con la creciente precarización del sector. Curiosamente, esta presencia femenina no es tan elevada en los emergentes medios digitales. 

Babiker ha incidido en el tema de la violencia simbólica, aquella que crea los estereotipos y que supone el sostén ideológico de otras violencias. Es sutil y utiliza el control social para reproducir las desigualdades. Ha puesto como ejemplo la campaña #MeToo sobre los abusos sexuales en Hollywood, que ha dejado en evidencia que estas prácticas estaban asumidas como «normales» y que incluso para muchas mujeres no suponían casos de acoso. Ahora ha quedado al descubierto. Pero Babiker también ha destacado que no es lo mismo hablar de «algo que les pase a los hollywoodienses» que denunciar estas prácticas en el entorno más próximo. 

A la hora de trabajar con un enfoque de género, Babiker ha destacado la importacias de utilizar un lenguaje incluyente, a pesar de las dificultades que presenta la propia gramática castellana y las reticencias que todavía existen. 

Los hombres y mujeres que han participado en el taller han reconocido que se han dado avances en este sentido, especialmente en el tratamiento de la información, pero han alertado de que perciben un retorceso en programas de entretinimiento, que siguen ofreciendo contenidos que perpetúan las desigualdades de género y banalizando la violencia.

Asimismo, Babiker ha alertado del riesgo de revictimización que sufren las mujeres. «Puede sonar demasiado drástico, pero solo tienen credilidad las mujeres muertas», ha subrayado. Algunos medios difunden mensajes en los que se culpabiliza a las víctimas cuestionando sus actitudes, blanqueando el sistema basado en la dominación y minimizando el papel de los agresores.

Una reflexión interesante para que algunos medios la tengan en cuenta a la hora de informar sobre el juicio que tiene lugar estos días en Iruñea.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK