0 iruzkin

Alonso, siempre tan sincero

La desabrida reacción del dirigente del PP, Alfonso Alonso, por la presencia de tres representantes de EH Bildu en el homenaje a Miguel Angel Blanco en Ermua constituye todo un ejercicio de sinceridad. Casi podría decirse que es de agradecer.

Dice Alonso que el parlamentario Arsuaga sobraba en tal homenaje y que su presencia sólo obedece al objetivo de "blanquear" el pasado de la izquierda abertzale.

Y con tanta sinceridad, Alonso se retrata.

Porque en la izquierda abertzale no hay quien crea que su historia deba ser "blanqueada". Menos aún a los ojos de los herederos políticos de una dictadura criminal.

Porque lo que acredita es que la izquierda independentista tiene el valor de acudir a un escenario hostil para aportar en favor de la normalización política de Euskal Herria y sumar en favor de la convivencia.

Porque en tamaño ejercicio de sinceridad, el líder del PP vuelve a mostrar el lado oscuro de sus intenciones: Lo importante es alimentar el conflicto y seguir recogiendo sus frutos.