0 iruzkin

La brutalidad del Estado


Todas las mañanas en Info7 irratia

Un año. Se dice fácil.

Tres jóvenes de Altsasua cumplen hoy 365 días de cárcel por una trifulca de bar en la que un guardia civil, miembro de un cuerpo militar ajeno que ha protagonizado numerosas trifulcas en Sakana, resultó lastimado... con un esguince de tobillo.

No merece la pena hablar de desproporción. El caso es, simplemente, un despropósito. Si no una alucinación judicial.

De lo que se trataba era de dar una lección, de acogotar a toda una población. Y ahí está, a la vista de todo el mundo, la capacidad y determinación del Estado español para usar la fuerza bruta cuando alguien cuestiona su estatus quo.

En Catalunya también enseñaron la patita.

/