0 iruzkin

Nadie dijo que sería fácil


Todas las mañanas en Info7 irratia

Nadie había dicho que iba a ser fácil. Pero, a pesar de los pesares, la declaración de independencia de Catalunya ya está firmada. Y eso no tiene vuelta atrás.

Las prisas están de sobra porque sólo servirían para poner alfombra roja a la represión brutal que, sin duda, han diseñado los militarunos españoles, incapaces de entender el sentimiento de un pueblo libre.

Sólo unos días, unas semanas tal vez, y Catalunya será una república democrática y plena. Ahora, como dice Els Segadors, es la hora de estar alerta y jugar las bazas con tiento e inteligencia.

Hay razones para la alegría, qué duda cabe.

/