0 iruzkin

Parece que es genético


Todas las mañanas en Info7 irratia

La Audiencia Nacional española ha decidido que se quedan con la pasta de decenas de miles de ciudadanas y ciudadanos vascos que aportaron, de forma voluntaria y consciente, para financiar los gastos de una de las mayores manifestaciones celebradas en Euskal Herria. La organizada por Sare.

La manifestación, claro está, era en favor de la repatriación de los presos. Y los que se llevaron el dinero, también está claro, eran guardias civiles.

La escena parece sacada de un libro de historia y nos retrotrae al saqueo que siguió a la ocupación fascista de 1936.

También entonces se quedaron con dineros y bienes de los ocupados. Parece que les va en los genes. Lo de quedarse con el dinero ajeno, digo.