0 iruzkin

Un bazar de souvenirs

La necesidad, imperiosa en algunas zonas del país, de encarar un debate sereno y profundo sobre la excesiva turistificación y sus consecuencias, es negada por quienes no tienen nada más que ofrecer a las generaciones más jóvenes y, además, las más formadas y preparadas académica y profesionalmente.

Se niega el debate, se apuesta de forma decidida por transformar Euskal Herria en un gran bazar de souvenirs y una gigantesca barra de suculentas tapas y, para ello no paran en barras a la hora de criminalizar a quien osa protestar.

Ahora resulta que una pintada -sólo una pintada- en las oficinas de Basquetour es un ataque en toda regla y hay personajes como Ernesto Gasco que le piden cuentas a Arnaldo Otegi. Gasco fue más allá y se preguntó si al dirigente de EH Bildu no le estarán "creciendo los enanos". Es de escasa talla y mal gusto, ¿verdad?

/