0 iruzkin

Urkullu, sin opinión


Todas las mañanas en Info7 irratia

A nadie se le escapa que la temperatura política va a ir subiendo de forma gradual a lo largo de este mes de setiembre hasta lo desconocido.

La tensión que imprime el gobierno de Mariano Rajoy, en ilegal connivencia con sus tribunales, resulta insoportable para el demócrata más melifluo, al punto de amenazar a la televisión pública catalana o prohibir un acto público de reflexión política en Madrid.

Tras la careta del impasible presidente español se esconde la fiereza de un régimen político que hinca sus raíces en el fascismo que más tiempo ha perdurado en Europa y es de esperar que su reacción al reto democrático sea la habitual, en forma de zarpazos desordenados, aunque dolorosos.

Y mientras tanto en estos pagos, el portavoz del Gobierno de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba, el gobierno de Don Trancredo, reitera que no tiene opinión oficial sobre lo que está pasando en Catalunya.

¡Qué lejos queda la declaración rotunda del Lehendakari José Antonio Agirre!

/