0 iruzkin

El espectacular alud de nieve grabado por esquiadores vascos da la vuelta al mundo

Loading player...

El pasado viernes, 21 de abril, cuatro montañeros vascos fueron testigos de una espectacular avalancha de nieve húmeda. Ocurrió en las Montañas Rocosas de Canadá, donde estos cuatro vizcaínos están pasando sus vacaciones haciendo esquí de montaña.

Los jóvenes grabaron el alud y el vídeo ha batido récords en las redes sociales. NAIZ ha hablado con ellos para conocer, de primera mano, como ocurrió todo.

Concretamente los montañeros son Aitor Arbulu, Jurek Ziemkiewicz (ambos organizadores de la carrera de montaña Gorbeia Suzien), Ane Hernani e Igor Bernas. Este último volverá próximamente a Durango tras ejercer durante nueve años de monitor de esquí en las citadas Montañas Rocosas de Canadá. Y con este viaje, Ziemkiewicz, Arbulu y Hernani han querido acompañar a Bernas en su última etapa canadiense.

Estos experimentados montañeros estuvieron durante la pasada semana en un lodge, un tipo de refugio de montaña que se encuentra a casi de dos mil metros de altura y al que se asciende en helicóptero. Tras pasar una semana esquiando en los alrededores de este albergue ubicado en la provincia de British Columbia, el pasado viernes emprendieron el viaje de vuelta, esquiando y andado durante más 35 kilómetros, además de emplear un jeep para hacer cerca de 65 kilómetros por distintas pistas. En ese camino de vuelta ocurrió la avalancha de nieve.

Ziemkiewicz relata a Naiz, desde Canadá, como en su regreso encontraron un cartel que llamó su atención. En el se podía leer, «expect the inexpected», –espera lo inesperado–. Los montañeros pararon su ruta para fotografiar la imagen cuando el sonido ensordecedor de un trueno los alertó; «se había roto la placa», asegura. Los montañeros cogieron su móvil y empezaron a gravar lo que estaba por venir, y es que desde que se rompe la placa hasta que llegan los primeros copos de nieve pasan cerca de dos minutos. «Al principio nos asustamos y corrimos, pero luego nos dimos cuenta de que la avalancha seguía el camino marcado y entonces alucinamos. Fue increíble poder ser testigos de un espectáculo así», relata aún emocionado.

Este tipo de avalanchas de nieve húmeda son frecuentes en las Montañas Rocosas de Canadá, suceden casi todos los años, de ahí su señalización. Al parecer, sin embargo, el alud del que fueron testigos los montañeros vascos fue de una magnitud considerable. Pese a que el vídeo acaba en el minuto cinco, Ziemkiewicz afirma que el alud dura más de diez. Apunta además que, según expertos canadienses que han visto el vídeo, el alud sería de una magnitud de 4.5 en una escala 5 y detalla que este tipo de medidas se basan en las toneladas de masa nieve que mueven.

El vídeo de esta avalancha ha recorrido mundo y sus visitas se cuentan en millones. Solo la página de Facebook de A Lurte, el centro pirenaico de referencia para la gestión de riesgos de montaña, cuenta con más de dos millones de visualizaciones. Los cuatro jóvenes están desbordados, «y eso que estamos al otro lado del mundo y solo nos enteramos de la cuarta parte de lo que ocurre», apuntan entre risas. Pese a todo, han recibido llamadas de distintos medios y programas televisión, así como de empresas de Nueva York o los Ángeles que trabajan con vídeos de este tipo. «Para nosotros todo esto es nuevo, es una pasada, no tenemos palabras», aseguran.

Como anécdota los montañeros nos desvelan que pese a ser millones las personas que han visto el vídeo del alud, olvidaron llamar a sus familiares para confirmarles que se encontraban bien.