0 iruzkin

Agradecimiento y apoyo total a Miguel Madariaga, Mikel Landa y Jon Odriozola

El lunes se escenificó en Logroño el acuerdo alcanzado por Miguel Madariaga y Mikel Landa para que el ciclista alavés asuma la responsabilidad de sacar adelante la Fundación Euskadi. Una tabla de salvación para la entidad que durante 24 años ha dado la posibilidad de ser profesionales a centenares de ciclistas vascos, que ha formado en el campo aficionado a muchos más y que ha desarrollado un modelo de ciclismo ejemplar que ha permitido al Euskaltel-Euskadi competir con los mejores con el menor presupuesto, unir a toda Euskal Herria en las cunetas como nada ni nadie lo ha conseguido y difundir la mejor imagen de nuestro país.


Y el principal artífice de todo esto ha sido Miguel Madariaga, una de las personas tratadas con más injusticia en el mundo del deporte vasco. El que esto escribe podría tener más gasolina del rencor que muchos para intentar quemar en la hoguera al que ha sido presidente de la Fundación Euskadi durante 24 años porque cuando yo defendía con firmeza que Iban Mayo debía pasar a profesionales con Euskaltel en uno de sus pocos errores me dijeron que intentó presionar a las altas instancias de GARA. Pero uno no conoce nada que avance con el rencor y siempre he valorado todo lo que ha hecho, que sabe de ciclismo como pocos y que por eso la gran mayoría de las decisiones que ha tomado han sido las acertadas.


Y lo más importante, la inmensa mayoría de los ciclistas y personas que han coincidido con él en la Fundación hablan bien de él y eso es muy difícil en un mundo en el que los responsables toman decisiones y cada año tienen que decir a un buen número de corredores que la oportunidad que ellos han tenido se acaba y que se la van a dar a otros.

A pesar de ello, personas que no tienen ese conocimiento de ciclismo y de la realidad de la Fundación decidieron en su día que Miguel Madariaga tenía que salir de escena, por tener el mismo carácter que le ha permitido avanzar siempre contra viento y marea, con cabezonería y perseverancia.


Fue en 2013 y los que le sustituyeron le hicieron más grande en el peor año de la historia del Euskaltel y con su desaparición. Mientras, la Fundación Euskadi fue capaz de mantener su equipo amateur y sacar sin un patrocinador durante dos años un continental que logró siete victorias. Por ejemplo, Euskadi Murias lleva una en sus tres años en esta categoría.

Incluso tras la desaparición de Euskaltel nadie quiso apoyar a Madariaga, intentaron que dejara la Fundación a un grupo de personas que contaba con el apoyo de Ner Group y él se resistió y tras los dos años en la categoría continental se limitó a sacar un equipo amateur que hasta este año es el que más victorias suma a pesar de competir con dos estructuras como las de Caja Rural y Lizarte que atraen a los mejores ciclistas de la categoría porque además son los trampolines para los dos conjuntos profesionales navarros.


Pero a pesar de demostrar cada año que la Fundación consigue mejores resultados que nadie, de que todos los que están en la entidad hablan bien de él, Miguel Madariaga ha entendido y le han hecho entender que la entidad no tenía futuro si era la cabeza visible, que todas las puertas se le cerraban y que debía abandonar la máxima responsabilidad.


Y hay que agradecer a Mikel Landa que haya aceptado sustituirlo porque es la persona ideal para que se abran las puertas que se le cerraban a Madariaga y otras nuevas con firmas comerciales que quieran asociarse a un ciclista como él. Y hay que valorarlo porque no es fácil para un  profesional de su nivel adquirir ese grado de compromiso.

Otro al que se le ha criticado injustamente, cuando es imposible que un ciclista que no se cuide como un profesional pueda alcanzar los resultados que ha obtenido y cuando él ha permitido a Aru acabar segundo en un Giro y ganar una Vuelta y ha sido el mejor apoyo de Froome para ganar su Tour más complicado tras su gran Giro.


Landa solo merece criticas positivas positivas por su trayectoria ciclista, pero muchas más y todo el agradecimiento y el apoyo de todos en la responsabilidad que ha adquirido. Como lo merece Jon Odriozola tras conseguir que la empresa Murias apoye su proyecto para dar el salto a la categoría continental profesional.

Porque para eso hace falta dinero y las mismas instituciones y el mismo partido que en su día apoyaron a Miguel Madariaga y ahora han querido apartarlo deben apoyar a Landa y Odriozola para generar una estructura que permita a los ciclistas vascos formarse y llegar a la élite.


Será imposible crear una red ideal como la que tuvo la Fundación con un equipo World Tour, un continental y un amateur y que ahora que no se tiene se valora más que cuando la teníamos al ver que casi todos los ciclistas vascos que están en la élite han pasado por esa escalera y que tras ellos hay un desierto de desesperanza.


Los jóvenes que ahora están en el campo amateur merecen ese apoyo y que se les dé una salida y una estructura que conduzca de la base a la élite. Uno publica todos los martes una página en GARA dedicada al ciclismo amateur y le impresiona el grado de madurez, de sacrificio y de ilusión que trasmiten chavales de 19-23 años que renuncian a todas las tentaciones que se presenta a la juventud para ser ciclistas. Hay que dar a estos jóvenes las oportunidades que durante 24 años ha ofrecido la Fundación. Se las merecen. Es por ellos, por lo que hay que apoyar a Mikel Landa y Jon Odriozola para que consigan esa unión y creen esa estructura.

/