Laura PÉREZ
Candidata de Podemos a la presidencia de Nafarroa

Nacida en Iruñea en 1980, Laura Pérez encabeza la lista de Podemos al Parlamento foral. Profesora de euskara en Lizarra y con una amplia trayectoria en movimientos sociales, tiene por delante el reto de consolidar una formación recién creada desde Madrid con un liderazgo fuerte como el de Pablo Iglesias y con un papel relevante en el cambio de Nafarroa.

«No soy independentista pero debemos independizarnos de los poderes financieros»
@albertopradilla|IRUÑEA|2015/05/22 11:40
Captura_de_pantalla_2015-05-22_a_la_s_09
Laura Pérez. (Jagoba MANTEROLA/ARGAZKI PRESS)

«El PSN no es de fiar, lleva la traición en el ADN. Los principales traicionados son sus propios votantes»

«Madrid ha entendido que más vale que no se meta en Navarra»

Se hizo conocida por ser la persona que tuvo un cara a cara con el entonces príncipe español, Felipe de Borbón, en una visita a Iruñea. Ahora se presenta como candidata de Podemos, la formación cuyo líder, Pablo Iglesias, agasajó al ya nombrado jefe de Estado español con un ejemplar de la serie «Juego de Tronos». Como primeriza en campaña, ha tenido que aprender deprisa. Las filtraciones y el «fuego amigo» desde Madrid han marcado la campaña de una fuerza clave para el cambio.

La campaña ha dejado claro un diagnóstico: el desastre de UPN. Sin embargo, sigue sin quedar clara la voluntad a la hora de pactar. ¿Cuál es el escenario ideal para Podemos?
Tener mayoría para impulsar y liderar el cambio. Ser quienes establezcan las condiciones para llevar a cabo las políticas sociales y las reformas profundas sin tener que negociar sobre cuestiones en las que todos deberíamos estar de acuerdo: política social, vivienda, empleo, servicios públicos, priorizar el rescate ciudadano frente a la banca, auditoría de la deuda de las instituciones...

No ha dicho quiénes son sus preferencias a la hora de pactar. ¿No cree que el votante tiene derecho a conocerlas antes de acudir a las urnas?
Por supuesto. Sin embargo, son lo suficientemente inteligentes como para leer entre líneas y saber con quién se va a llegar a acuerdos. Decimos claramente que se van a condicionar a contenidos de programa basados en rescate ciudadano y políticas sociales. No podemos confiar en quien nos ha traido aquí.

La candidata de Geroa Bai, Uxue Barkos, no termina de descartar al PSN de un pacto de Gobierno. ¿Cree el partido de María Chivite es de fiar?
Personalmente pienso que no es de fiar porque llevan la traición en el ADN. Lo han hecho a nivel estatal y a nivel autonómico una y otra vez. No son de fiar. No se puede condicionar un posible acuerdo de apoyo si no es sobre posturas claras e inmediatas. Los principales traicionados del han sido sus propios votantes, toda esa gente de la Ribera que ha dado su voto creyendo que votaba al PSN de hace 70 años, que se disfraza de defensor de la igualdad y de la democracia y luego hace medidas político-económicas al servicio de las grandes empresas y en contra de sus propios ideales.

El «fuego amigo» también ha irrumpido en campaña. Pablo Iglesias, por ejemplo, condicionó los pactos con EH Bildu a la «condena a ETA». ¿Se siente cómoda con los mensajes que le llegan desde Madrid?
Madrid ha entendido que somos muy especiales y que más vale que no se meta en las cuestiones de Navarra. Creo que les ha quedado tan claro, que nos dejan total autonomía a todos los niveles. En lo poco que intervienen lo hacen para colaborar. Se ha hablado mucho sobre este tema pero no tenemos ningún temor. Ni siquiera es Madrid, sino la posibilidad de que se convocase una asamblea estatal para poder debatir sobre cuestiones que se hayan decidido aquí. Las leyes permiten y garantizan en base al derecho de sufragio pasivo que la gente sea representada por aquellos a quien han elegido y para los fines que han elegido. No debemos nada a nadie. Ni a los bancos ni a determinadas decisiones que pudiéramos considerar improcedentes. Si estamos defendiendo el derecho a decidir, y así consta en el ADN de Podemos, también los estatutos del partido reconocen el derecho a decidir de las asambleas territoriales. No debe haber ningún riesgo.

¿Existe la opción de un veto?
La opción es mínima. Nuestra carta de presentación es con la asamblea ciudadana de Navarra.

Si llegase ese veto, similar al que se ha repetido en el caso del PSN, ¿desobedecerían?
Consultaré a la asamblea ciudadana de Navarra otra vez más qué es lo que quiere.

Se ha hablado de una división en Podemos entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón debido a la estrategia del partido. ¿Cómo afecta esa fractura a Nafarroa?
Vamos por libre, como en otras comunidades. No afectan en absoluto. Aunque no sé qué se dice, porque no me fío nada.

Es público que la estrategia de Podemos pasa por ganar las generales de fin de año. ¿Afectará eso a las políticas y los pactos en Nafarroa?
La estrategia es llegar a las generales porque muchas políticas llegan condicionadas por el Gobierno central, pero las elecciones autonómicas se conciben como preludio de las generales.

Desde Podemos se ha hablado sobre una «armonización fiscal» en el Estado. ¿Es un planteamiento neocentralista?
Quiere establecer una cierta armonía fiscal donde no haya sitios en que los capitales puedan estar mejor, pero al mismo tiempo se garantizan los fueros y la autonomía fiscal.

¿Es usted independentista?
No soy independentista. En Podemos existen diferentes sensibilidades identitarias. De lo que nos queremos independizar es de los poderes económicos.

UPN asegura que «Navarra dejará de ser Navarra» si hay un gobierno del cambio...
Se envuelven en la bandera del «navarrísimo» y es su manera de seguir polarizando el debate y controlando su chiringuito.

¿Qué medidas impulsarían en los cien primeros días de gobierno del cambio?
Creación del Departamento de Políticas Sociales, Vivienda y Empleo con categoría de vicepresidencia para direccionar las políticas sociales, auditoría de la deuda, impulsar una reforma fiscal para echar atrás la llevada a cabo por UPN, PSN y PP, revisar el fondo social de vivienda para dar alternativa habitacional a los desahuciados, el alquiler social... ¡Hay tanto!

La corrupción ha sido uno de los grandes lastres...
Para eso está la auditoría. Para exigir responsabilidades y poner medidas para que no vuelva a suceder.

Las encuestas les han dado resultados muy dispares y da la sensación de que existe un enfriamiento. ¿Se sienten presos de las prospecciones?
Mientras Podemos aparentemente baja a nivel estatal, en Navarra sube. Las encuestas no impiden nuestro trabajo diario. Sabemos que no son cosa de dos días. No somos presas de las expectativas. Podemos ha sido mediáticamente impulsado con un cierto interés y fue mediáticamente pinchado con esos mismos intereses. Creo que se puede escapar de su control el poder de la gente.

Han apoyado a Aranzadi para las municipales. ¿Qué diferencias tiene con Podemos?
Muchas de las pugnas que se nos han atribuido no eran nuestras. Podíamos haber aspirado a sumar a más gente de la que se ha sumado. A veces ha sido por imposibilidades externas, de unos por renuncia de siglas y otros por entender que con determinadas personas o formas de la vieja política iban a condicionar una nueva manera. Al final todo se vuelve a recomponer y estamos en eso.

Hauteskundeak BEREZIA

Hauteskundeak Nafarroan

M24 Bilbo

M24 Donostia

M24 Gasteiz