Aritz INTXUSTA|2014/07/06 10:39

La espectacular acción del año pasado de los «arrantzales barbudos» dejó en entredicho la labor policial, que este año pretende resarcirse multiplicando los controles y apostando policías en los tejados. A la par de ello, se ha incrementado la represión por sacar ikurriñas durante el chupinazo con el procesamiento a quienes la introdujeron a pie de plaza.