2017/05/14

«Colossal»
KOLDO LANDALUZE
955_38cine

La nominación al Oscar que recibió en 2004 su cortometraje “7:35 de la mañana” supuso un punto de inflexión en la carrera de Nacho Vigalondo, un autor que coquetea con el surrealismo, lo fantástico y el esperpento cotidiano. Con anterioridad a su paseo por la alfombra roja del Teatro Kodak de Los Ángeles, este director nacido en la localidad cántabra de Cabezón de la Sal inició su andadura creativa tras dar por finalizados sus estudios de Comunicación Audiovisual en la UPV/EHU y desarrollar una carrera como cortometrajista, actor de spots publicitarios y realizador y guionista de espacios como “Gran Hermano”, “Vaya semanita”, “Agitación + IVA” y “Muchachada Nui”.

Su primera puesta de largo fue los “Cronocrímenes”, un ejercicio de cine fantástico protagonizado por Karra Elejalde y estrenado en el Festival de Sitges de 2007. Desde ese instante alternó realizaciones televisivas, la filmación de videoclips como el que ilustró el trabajo de Lori Meyers “Impronta” o la composición del tema “Me huele el pito a canela”. Tres años después de su debut en el largometraje rodó la comedia “Extraterrestre” junto a Michelle Jenner, Julián Villagrán, Carlos Areces y Raúl Cimas. Su tercera propuesta, rodada en 2014, supuso su primer trabajo en habla inglesa, “Open Windows” cuyo reparto estaba liderado por Elijah Wood y Sasha Grey.

Con “Colossal” Vigalondo ha entrado de lleno en Hollywood con un proyecto que sigue las pautas imprevisibles de su discurso y en el que lo cotidiano se altera por completo a raíz de una situación imprevista. En esta oportunidad, el personaje encarnado por Anne Hathaway es una mujer que decide dejar Nueva York y volver a su pequeña localidad natal tras haber perdido su trabajo y sufrido una dolorosa ruptura sentimental. La noticia de que un monstruo gigantesco está destrozando la ciudad de Seúl alterará por completo su dinámica y descubrirá que está relacionada con estos extraños episodios. De esta forma, la protagonista deberá descubrir el papel que está jugando dentro de unos acontecimientos que le superan por completo y que amenazan con alterar el mundo.

Además de la oscarizada actriz de “Los Miserables”, el reparto incluye a Jason Sudeikis, un actor proveniente de la prolífica cantera del espacio televisivo “Saturday Night Live”. En cuanto al envoltorio del filme, Vigalondo ha plasmado en él su afición por las llamadas «películas de monstruos», una cuestión cinéfila que propició un capítulo muy singular cuando, poco antes del inicio del rodaje de “Colossal”, el cineasta declaró en 2015 que se trataba de «la película más barata de Godzilla de la historia» y en Cannes la definió como un cruce entre “Cómo ser John Malkovich” y la saga “Godzilla”. Estas palabras le depararon una denuncia promovida por la compañía japonesa Toho –propietaria de los derechos de la citada criatura–, ante la Corte de California por producir, publicitar y vender «de manera descarada» una versión no autorizada de “Godzilla”.

Dejando a un lado esta anécdota, Vigalondo ha subrayado que su película es un homenaje muy evidente a las cintas de serie B protagonizadas por monstruos que arrasan ciudades y que entre sus filmes de cabecera figura de manera destacada “King Kong”. En cuanto al 50% restante de influencias incluidas en “Colossal”, el director nos remite a sus propias vivencias personales «a pesar de los envoltorios, en mis películas siempre hay capítulos de mi vida. De esta manera, me enfrento a mis propios miedos y me sirvo del cine para expulsarlos», señala Vigalondo.