2017/05/14

Elbow
LETICIA ORUE
955_44_ellbow

En una industria que no para de producir nuevos sonidos pero obsesionada al mismo tiempo con la nostalgia, las casetes parecen haber caído en el olvido pese a ser un formato infinitamente más práctico y fiable que los terribles CDs. El estudio de diseño Brainmonk le rinde homenaje con “Elbow”, un reproductor de casetes reducido a la mínima expresión. En sí, el aparato prescinde de la carcasa que podemos encontrar en cualquier reproductor y se presenta como una especie de “codo” o clip que casi convierte a la cinta en su propio reproductor. Resulta curioso que sus creadores sean al mismo tiempo músicos. Detrás de este astuto diseño se encuentra el deseo de «devolverle a las cintas ese estatus de icono cultural que no tiene por qué ser oscurecido por ninguna carcasa». En sí, el mecanismo funciona como un brazo biaxial, bastante similar al de un reproductor de discos de vinilo. Solo hay que levantarlo para insertar el casete en el dispositivo o moverlo hacia los lados para rebobinar la cinta. En lugar de usar dos poleas para llevar la cinta a la cabeza de la cinta magnética, funciona con una sola. También se ha prescindido de los cabrestantes y rodillos de presión que controlan la velocidad de la cinta, reemplazándolos con un sensor óptico que vigila el movimiento para asegurar una velocidad constante. Se puede cargar a través de un puerto mini-USB y cuenta con una toma de auriculares. ¡Ah! Y también funciona como broche.

www.elbow.co.nf

 

Aya

Hay muebles que cuando los vemos nos hacen pensar en el pasado, aunque sean contemporáneos y no se correspondan con ninguna de las corrientes de moda. Son esas piezas que beben de la artesanía y que son honradas. El joven diseñador belga Sep Verboom ha trabajado con la productora Vincent Sheppard combinando la artesanía indonesia con las habilidades de confección y manufactura belgas. “Aya” es una familia de piezas que, en palabras de su creador, «reflejan profundamente los procesos humanos y ecológicos del diseño, que he intentado plasmar en una honesta colección de utensilios domésticos». Basándose en el ratán y enriqueciéndolo con el saber hacer belga, el resultado son unas piezas amables y acogedoras, que tienen un cierto aire nostálgico y colonial. Quizá esto se deba a que forman parte de un proyecto en el que la idea de familia ha sido uno de los puntos de partida de toda la colección.

 

www.vincentsheppard.com

 

Galvanizados

No suele hablarse mucho del diseño de mobiliario en Botswana, pero debería hacerse. Allí está afincado Mabeo, una productora de mobiliario que combina un impecable gusto con una producción artesanal y responsable. Para uno de sus proyectos ha colaborado con el canadiense Garth Roberts, la francesa Ines Bressand y el italiano Francesco Faccin en la producción de una colección que combina madera local con acero galvanizado proveniente de desechos generados por la industria local. Os recomiendo que echéis un vistazo a su web: está llena de cosas súper interesantes. www.mabeofurniture.com

 

Gaku

Los japoneses Nendo firman “Gaku”, una caja modular equipada con varios accesorios que transforman totalmente esta sencilla lámpara. Si la suspendemos dentro de la caja, el colgante se puede ajustar a cualquier altura. También hay una luz de punto que se puede mover alrededor del marco o una luz direccional que se mantiene con un imán y puede dirigirse hacia cualquier lugar. Otros accesorios magnéticos adicionales que se pueden agregar son cuencos, jarrones, una bandeja, un espejo y colgadores. Y todo con un estética ligera y minimalista. www.usa.flos.com

 

Schlickeysen

Los madrileños ENORME Studio rinden homenaje al trabajo de Carl Schlickeysen (inventor de la primera máquina destinada a fabricar ladrillos por extrusión de manera industrial) en una colorista y brutal serie de mobiliario urbano. Concebida para el centro cultural Conde Duque en Madrid como mobiliario temporal, tras la estupenda acogida ahora forma parte del mobiliario permanente del centro. Reproduciendo el concepto de Schlickeysen, ENORME sorprende con este sistema de muebles modular formado por unas estructuras de metal sobre las que se colocan ladrillos curvos, que encajan en ellas. Los cuerpos se pueden configurar para crear mesas de picnic, bancos o incluso tribunas para asientos elevados. El procedimiento permite el apilamiento de los soportes metálicos para las bases y para la altura vertical, mientras que las “bóvedas” de cerámica son las encargadas de crear las superficies horizontales para los asientos y las mesas. “Schlickeysen” es el primer prototipo de la serie “Bovedilla”, cuyo objetivo es utilizar materiales locales y producir productos artesanales.

www.enormestudio.es