2017/05/14

Programar
IKER FIDALGO ALDAY
955_40panoramika

En los últimos años la gestión cultural se ha instalado como un valor necesario en las labores relacionadas con la programación de la cultura en estratos públicos y privados. En este campo intervienen distintos agentes cuyos roles se disuelven para trabajar en torno a labores de mediación que se materializan tanto en el campo institucional como en el independiente. Artistas, comisarios, técnicos, todas estas figuras conviven en un mismo marco desde el que amalgamar disciplinas, formatos y propuestas. La interacción de todas ellas crea perfiles híbridos en los que las diferentes sensibilidades y formas de trabajo enriquecen las posibilidades del objetivo final. Es un síntoma de salud institucional el contar con esta diversidad, pues sus bagajes profesionales aplicarán una mirada crítica que influirá directamente en la calidad de los resultados.

A este respecto, el mes de mayo se antoja imprescindible para disfrutar de una nueva entrega de Bilbao Art District, una de las propuestas más jugosas de la capital vizcaina. Desde su primera edición en el año 2013, esta iniciativa público-privada, impulsada y coordinada por Bilbao Ekintza, incide en la concepción de la ciudad como un compendio de sinergias, espacios y agentes en torno al arte contemporáneo.

En este 2017, además de proseguir con una continuidad a lo largo del año, el fin de semana de mayo de anteriores ediciones, pasa a convertirse en una semana completa –desde mañana lunes 15 al domingo 21– como una de las columnas vertebrales de la nueva propuesta. Esta ampliación responde a una línea curatorial cuya intención reside en la insistencia de un desempeño diario y de un asentamiento de la práctica artística en nuestra cotidianeidad, trascendiendo y conviviendo con los espacios de exhibición habituales, pero huyendo del riesgo de la espectacularización puntual.

Particular atención merece el elenco de invitados que participará en los principales actos, así como la diversidad de actividades e iniciativas que los componen. Sin duda una opción inmejorable para disfrutar del desarrollo de nuestro propio contexto cultural y las diferentes capas que lo conforman.

En una línea semejante, el pasado 28 de abril se inauguró en Oñati el festival "ARGI-Argazki festibala" de la mano de Ilunpetan Argazki taldea. Un compendio de actividades en torno a la práctica fotográfica han completado un programa a lo largo de estas semanas cuya exposición principal alberga el trabajo de Patricia Bofill (Barcelona, 1973), fruto de una convocatoria de proyectos lanzada junto a la Fundación Arantzazu Gaur. Su trabajo "Mirar más allá de la forma" se encuentra disponible hasta el 28 de este mes en el edificio Gandiaga de Arantzazu tras su selección entre más de 182 proyectos y bajo la premisa lanzada por la organización en torno a las nociones de naturaleza y espiritualidad.