2017/09/03

Erreportajea
crisis humanitaria en europa
SERBIA, EL FIN DEL CAMINO

Tras el cierre de la ruta balcánica hace algo más de un año, cerca de 10.000 refugiados y migrantes permanecen en territorio serbio a la espera de que se les permita acceder a un estado miembro de la Unión Europea o, en su defecto, se les conceda asilo político para establecerse en el país balcánico. Las cosas no han cambiado mucho desde la primavera pasada, cuando 7k estuvo allí. Los países vecinos han blindado sus fronteras, fomentando así los cruces ilegales y fortaleciendo a las mafias del tráfico de personas. Serbia, un país con una frágil coyuntura económica y política, está realizando un esfuerzo considerable para paliar esta crisis humanitaria sin precedentes, pero se enfrenta a una endémica carencia de recursos y a la creciente oposición de un sector de la población que no ve con buenos ojos la llegada de los refugiados.

Aleix Oriol
970_serbia02