2017/12/03

Erreportajea
DURANGOKO AZOKA
Novedades en el contenido, novedades en el continente

Novedades musicales y literarias en todo tipo de formatos y soportes es lo que van a encontrar los miles de visitantes que, a partir del miércoles, acudan a la cita anual más importante de la cultura vasca. Ellas son la joya de la corona de editoriales y discográficas, pero no son las únicas. Durangoko Azoka, maestra en el arte de reinventarse cada año, también presenta varios elementos novedosos en esta 52 edición.

Iker Bizkarguenaga
984_azoka_berri

Editoriales y firmas discográficas se vuelcan año tras año en la Azoka, cita de referencia donde sacan todo su arsenal y también, cómo no, sus últimas novedades, aquellas que han ido presentando en las últimas semanas, que han mimado y guardado entre algodones para ser expuestas en Landako al escrutinio de miles de ojos y otros tantos oídos. Son ellas quienes se llevarán casi todas las reseñas durante los próximos días y las que a buen seguro encabezarán listas y clasificaciones al hacer balance a partir del día 10. Pero no solo en stands y escaparates hay cosas nuevas, la propia feria ha acertado a reinventarse en cada ocasión y presentar novedades para satisfacer a los visitantes y hacer más interesante, y cómodo, el evento cultural vasco por excelencia.

Esta edición no podía ser menos y Durangoko Azoka presenta un surtido de elementos que la diferencian de años anteriores, tanto en la programación como en aspectos más técnicos o de logística.

Una de los que más llaman la atención hace referencia a un aspecto estrechamente ligado a la feria en los últimos años: el premio Argizaiola. En 2016 este galardón cumplió 25 años, y en la presente edición el acto “Omentzetik Ereitera” realizará un repaso de su trayectoria. Pero no lo hará con ánimo contemplativo, pues la Azoka, en lugar de seguir premiando el pasado, anuncia su vocación de mirar al futuro a través de una beca a la creación con la que pretende ayudar a los nuevos creadores y creadoras. La ayuda estará dirigida a la creación de un producto en euskara, desde su fase inicial hasta el final hasta su presentación.

Esta beca está pensada para personas con menos de tres trabajos publicados y la convocatoria será anual, dirigida a alguna de las disciplinas presentes en la Azoka. La convocatoria se iniciará en setiembre y el jurado tomará su decisión en octubre y noviembre, para que en la siguiente edición se dé a conocer la identidad de la persona ganadora.

Una década de Ahotsenea. Por otra parte, en esta edición Ahotsenea cumple diez años de andadura y, con el objetivo de celebrar este aniversario y visibilizar el trabajo del espacio surgido de los propios creadores, se ha organizado una exposición de fotografías. Asimismo, y con motivo de este redondo cumpleaños, la Azoka ha salido por vez primera de Durango y en los últimos meses ha visitado Tafalla, Bilbo, Gasteiz y Azpeitia, donde además de poder visionar la exposición han disfrutado con actuaciones de música y eventos literarios.

Pero su función principal es la de acoger las presentaciones de los discos y libros que son novedad en esta 52 edición –123 propuestas–. En la carpa de los conciertos participarán setenta músicos y grupos, algunos incluso cerrando gira en Durango, como Itziarren Semeak. Además, en el espacio dedicado a las charlas habrá 53 novedades en varios formatos: diálogos, mesas redondas, recitales, espectáculos, performances... no hay mejor manera de celebrar un cumpleaños. Y como la oferta musical no se circunscribe a esto, no podemos olvidarnos de Plateruena, por donde pasarán, entre otros, Governors, Audience, Glaukoma o Arkada Social.

También hay novedades en Szenatokia, el espacio dedicado a las artes escénicas, donde se dan cita el teatro, el microteatro y exposiciones. Y es que este año el maratón teatral tendrá un formato distinto, ya que la Azoka contará con microteatro o teatro breve, con cuatro actuaciones por la mañana y cuatro por la tarde de Ganba Alaia, Minus Ukittua, Zapata gorriak y Nomofobikak. Entre una actuación y otra se entrevistará a los y las artistas para conocer mejor su trabajo.

Con todo, el espectáculo principal en Szenatokia será la obra “Ele!”, que gira en torno a las vidas de Lauaxeta y García Lorca a través de las palabras, la música y las imágenes. Además, en Ikasle Eguna la compañía Holoque llegará a la feria con sus marionetas hechas con hologramas, creando un mundo onírico en una pequeña txabola de madera. Desde la Azoka se recomienda comprar entrada previamente para el espectáculo principal, mientras que en las funciones del Ikasle Eguna y del maratón se abrirán las puertas para que los espectadores puedan entrar cuando lo deseen.

Hablando del Ikasle Eguna, el día dedicado a los estudiantes presenta otra de las novedades, pues en esta ocasión en vez de celebrarse el primer día de la Azoka, el miércoles, por ser 6 de diciembre, festivo oficial en Hego Euskal Herria, se ha pasado al día siguiente, 7 de diciembre, jueves. Y en el contexto de esa misma jornada, además de los talleres destinados al alumnado de los centros educativos la feria ha organizado por segundo año consecutivo talleres para adultos, que están dirigidos sobre todo a los grupos de estudiantes de euskara, berbalagun, etc., y se organizarán por la tarde.

Concurso Rally Topa. Siguiendo con los aspectos más llamativos de esta edición de la Azoka no podemos pasar por alto el que se anuncia en Irudienea, espacio dedicado a los trabajos audiovisuales y que tiene como epicentro los cines Zugaza. En esta 52 edición presenta como novedad el concurso Rally Topa, «el rally de los rallys de cortometrajes de Euskal Herria». En los últimos años en varias localidades de nuestro país se han organizado rallys y concursos de cortometrajes, y en Rally Topa el objetivo será elegir el mejor cortometraje que se ha presentado en todas esas citas.

Cambiando de tercio, no está de más citar, porque también forma parte de la oferta y bien que se agradece, que la Azoka va a contar con un servicio gratuito de autobuses entre las 10.30 y las 20.00, en el que dos unidades harán de forma ininterrumpida el trayecto de ida y vuelta entre la estación de autobuses, a cien metros del recinto ferial, y la rotonda principal de la zona industrial de Arriandi. El servicio constará de cinco paradas en los espacios de Arriandi y Mallabiena, y la duración del trayecto será de aproximadamente 20 minutos.

Lo que no varía con los años es la capacidad de la Azoka de ser polo de atracción de un sinfín de iniciativas, movilizaciones y eventos. Como botón de muestra, las actividades organizadas por la comunidad protestante de Durango con motivo de la conmemoración del 500 aniversario de la Reforma. En este contexto, está prevista una lectura pública y continuada del Nuevo Testamento en un lugar aún sin definir, y Gerediaga Elkartea organizará una charla y una exposición monográfica sobre la reforma protestante en Euskal Herria, el día 8 en el Museo Kurutzesantu.