2017/02/27

Dos muertes en Valdezcaray tiñen de luto al montañismo vasco y a Sortu

El eibartarra Joseba Zinkunegi, de 50 años –muy conocido por su labor en el área de comunicación de la izquierda abertzale que le llevó a prisión– y el oñatiarra Iker Jausoro, de 48, son los dos fallecidos ayer en un fatal accidente en las nieves de Valdezcaray. Ocurrió en la cara norte del pico San Lorenzo, el más alto de la Rioja.

GARA|DONOSTIA
0227_eg_zinku

Eibar y Elgoibar, localidades a las que estaba vinculado Joseba Zinkunegi por nacimiento y residencia, y Oñati, municipio de Iker Jauroso, recibieron ayer tarde con consternación la trágica noticia llegada desde la estación de Valdezcaray, en la Rioja. Ambos perdieron la vida en un accidente producido en torno a las 14.00, cuando hacían una travesía con raquetas por encima de la estación de esquí, en la cara norte del pico San Lorenzo.

Ambos eran mendizales habituales, aunque Zinkunegi, conocido como “Zinku”, resultaba más conocido públicamente por su intensa labor en las últimas dos décadas dentro de las áreas de comunicación de la izquierda abertzale, en formaciones como EHAK y Sortu. Esto le llevó a prisión dentro del sumario abierto tras la redada de Segura, aunque no fue detenido en esta localidad sino en los arrestos posteriores de febrero de 2008. Pasó dos años en prisión preventiva y recibió una petición fiscal de diez de prisión, antes de que se produjera el acuerdo que evitó las excarcelaciones. Antes también pasó algunos días preso en la causa contra EHAK, tras considerar el juez Fernando Grande-Marlaska que incumplía la obligación de comparecer periódicamente ante la Ertzaintza.

A su salida de la cárcel, en 2010, Zinkunegi escribió junto al también periodista Juan Joxe Petrikorena el libro ‘‘Jon Anza, ¿el último crimen de Estado?’’.

Entre quienes expresaron anoche en las redes sociales su dolor y su pésame a la familia estaba Arnaldo Otegi (Zinkunegi deja dos hijos). Lo hizo extensivo a los allegados de Iker Jausoro, con quien Joseba Zinkunegi compartía esta fatal excursión.

Según explicaron fuentes oficiales, el montañero oñatiarra pudo ser atendido en un primer momento, pero entró en parada cardiorrespiratoria a consecuencia de sus heridas y no pudo salvársele la vida antes de la llegada del helicóptero.

Resbalón en zona sin pisar

Un resbalón en una zona de nieve sin pisar, junto al pico San Lorenzo, podría ser el origen del fatal percance, según indicaron a Efe fuentes de la estación de esquí de Valdezcaray.

Esta montaña, de 2.271 metros de altitud, es frecuentada habitualmente por aficionados a la montaña de La Rioja y de toda Euskal Herria, que recorren algunas de las vías que existen ya fuera de la estación para alcanzar el pico San Lorenzo.

Dado que esas zonas no pertenecen a las instalaciones de Valdezcaray, su nieve no está pisada por las máquinas y, en ocasiones, puede tapar huecos o zonas resbaladizas, algo que podría estar en el origen del accidente, siempre según estas fuentes.

A consecuencia de ello, ambos se precipitaron por una gran pendiente de nieve y rocas, hasta parar en la zona alta de la estación de esquí.

Por ello, el siniestro fue percibido pronto y los esquiadores que estaban en la zona fueron los primeros en alertar a los servicios de emergencia y a los trabajadores de Valdezcaray.

Indicaron que hasta tres médicos trataron de mantener con vida a Jausoro, en un proceso que se prolongó más de dos horas, pero que no tuvo final feliz.

Condolencias

Las muestras de condolencia en las redes sociales por el fallecimiento de Joseba Zinkunegi corrieron como la pólvora nada más conocerse la noticia; desde compañeros de Sortu como el citado Arnaldo Otegi, Gotzon Elizburu, Jone Etxeberria, Joseba Permach, Joseba Álvarez o Pernando Barrena a otros cargos políticos como el diputado de EH Bildu Oskar Matute.

PICO SAN LORENZO


La montaña, de 2.271 metros, es muy frecuentada por montañeros y esquiadores vascos, que recorren las vías existentes fuera de la estación para llegar hasta la cumbre.


 

 

Salimos a la calle a realizar un experimento...
 
¿Y SI NO SE CUENTA?
Kontatzen ez dena ez da