2017/03/20

Un tropiezo que nubla los play offs

Tardaron en desperezarse los bilbainos tras el parón, y cuando quisieron reaccionar, cayeron tras encajar un 15-26 en el tercer cuarto.

Arnaitz GORRITI
0320_kir_lapornik

RETABET B. BASKET 71

UCAM MURCIA 82

 

Le sentó mal el parón a RETAbet Bilbao Basket. UCAM Murcia pudo romper su mala racha en Bilbo logrando su primer triunfo y nublando a los hombres de negro en la pelea por la octava plaza. Objetivo más lejano hoy, después de que Morabanc Andorra ganara el sábado y su tropiezo de ayer. Los pimentoneros –y Estudiantes y Fuenlabrada– también se meten en el «fregao» por ser octavos.

Aunque empezó ganando 6-3, con Michael Eric imponiéndose sobre Delía, el arranque de los bilbainos fue un mal augurio. Rojas realizaba un pegajoso marcaje sobre Mumbrú, que no hizo valer su superioridad física sobre el dominicano, al tiempo que la salida de Tumba por Delía cerró el caudal de juego interior bilbaino. Carles Durán debió apurar un tiempo muerto cuando, tras la salida de Llompart y Vitor Benite, UCAM Murcia, que abusaba del triple hasta la náusea, se escapaba por 8-13.

No le iban bien las cosas al cuadro vizcaino, que caía por 12-17 al final del primer cuarto, y gracias, porque Michael Eric al menos sí ofrecía buenas prestaciones. El tiro exterior directamente no existía y las pérdidas se amontonaban en el casillero bilbaino.

Tocaba remar. UCAM Murcia se escapaba hasta 17-25, desventaja mitigada con cinco puntos seguidos de Bamforth, incluyendo el primer triple local, 14 minutos después de arrancar el partido. Campazzo no entraba en juego y eso impedía que UCAM Murcia se viera suelto, pero el desacierto bilbaino en los triples y los tiros libres frenaba su remontada.

Por una vez, el fondo de banquillo echaba una mano para Bilbao Basket. Lapornik sumaba puntos cuando más escaseaban y un matazo de Nikolic en la cara de Antelo arrimaba el marcador hasta el 33-35 al filo del descanso. Al final, una canasta de Radovic dejaba el marcador en 33-37 y la mosca tras la oreja del respetable.

Despiertan Campazzo y Clark

Había motivos, desde luego, para tener la mosca tras la oreja. Dio igual que Mumbrú atinara el segundo triple bilbaino o que Hervelle corrigiese su mala primera mitad al inicio de la segunda. UCAM Murcia se sentía suelto y hasta Campazzo, inédito hasta el descanso, se estrenó. Un triple del argentino elevaba el 38-48 y Carles Durán se veía obligado a pedir tiempo.

La renta murciana ya llegaba hasta los 14 puntos, 38-52. Con un quinteto muy abierto, siendo Clark y Radovic sus hombres altos, los de Katsikaris hallaban cómodas posiciones de tiro y no sufrían tanto en defensa, aunque al menos ahora los triples bilbainos sí entraban. Y menos mal, porque Campazzo también estaba en vena, hasta el punto de que los pimentoneros se iban por 19: 44-63, aunque sendas canastas de Buva y Bamforth aliviaban el entuerto: 48-63, tras encajar un parcial de 15-26.

Lapornik, con cinco puntos, y un «tres más uno» de Salgado rebajaban la desventaja de Bilbao Basket por debajo de la decena: 59-68. Quedaba tiempo, pero había que apretar atrás, algo que corroboraban un tapón de Nikolic más una canasta de Todorovic, provocando el tiempo muerto de Fotis Katsikaris y despertando al Bilbao Arena.

Pero llegaban las prisas. Estas aconsejaban mal a los hombres de negro, y aunque seguían sumando puntos atrancas y barrancas, Clark daba la réplica lo justo como para mantener el sueño de la remontada fuera del alcance bilbaino.

Agobiado Salgado con las faltas, Durán se la jugó con Bamforth de base, pero su invento no resultó. UCAM Murcia tomó aire a golpe de tiro libre y ni la lesión de Rojas –codazo de Mumbrú que llevó al dominicano al hospital– lo detuvo. En resumen, un tropezón peligrosísimo para los hombres de negro.