2017/04/04

Erreportajea
 
UNA NUEVA GENERACIÓN DE JUVENILES ROJILLOS VA CAMINO DE LA ÉLITE

Mientras el primer equipo vive una de las horas más bajas de su historia, las alegrías siguen surgiendo de la inagotable cantera de Tajonar. El pasado sábado, el equipo juvenil de División de Honor se proclamó campeón de su grupo, algo que no sucedía desde la 2004-2005.

Natxo MATXIN
0404_kir_osasuna

Hay futuro. Es la mejor noticia con la que contrarrestar el pesimismo que se vive en lo deportivo y la incertidumbre en lo institucional dentro del entorno rojillo. La factoría de Tajonar continúa moldeando futbolistas que compiten de tú a tú y obtienen los mejores resultados frente a otras escuelas de clubes con mayores posibilidades económicas. «Ha sido una temporada espectacular, hemos estado todo el año en los puestos de cabeza e incluso con ventajas amplias. Este es el grupo con el que más me he identificado y el más competitivo que he dirigido», subrayó un exultante David García, el técnico del éxito.

Y como en el fútbol todo va muy deprisa, la pregunta es inevitable. ¿Alguno de estos jugadores recalará en la primera plantilla? «Los técnicos del fútbol base tenemos la misión de que lleguen en las mejores condiciones al Promesas, pero de nosotros ya no depende que den el salto. En esto, las circunstancias también mandan y hay futbolistas que progresan cuando crees que ya no tienen más margen y otros que parece que pueden dar más, no lo hacen», explicó guiado por su prolongada experiencia de dós décadas, con alternancias, en las categorías inferiores de Osasuna.

La clave para lograr este campeonato –el quinto a este nivel que suma el club rojillo– ha estado, a juicio del preparador navarro, «en jugar como un equipo, más que por las individualidades, pues en la plantilla hay muchos chicos con el perfil Osasuna, de jugadores entregados al colectivo». Además, su equipo ha conseguido «adaptarse a las circunstancias de cada jornada». «En nuestro campo hemos jugado más a tocar la pelota, con orden táctico, verticales en ataque y presionando al rival, pero cuando ha sido necesario, se ha pasado a un fútbol más directo», analizó. Otra de las razones para explicar este título ha estado en los grandes números firmados fuera de casa, algo inusual en la categoría, «acomodándose al estilo de juego de los adversarios».

Como premio a su esfuerzo, la plantilla saltó a El Sadar en los prolegómenos del Osasuna-Athletic para recibir el cariño y reconocimiento de la afición. «Les he comentado a los chavales que ahora es cuando empieza lo bonito de la temporada, ya que están poco acostumbrados a este tipo de homenajes y a que les aplaudan 15.000 personas», indicó García. En apenas un mes, tendrán que medirse a los clubes más pode- rosos a nivel estatal –Barcelona, Real Madrid o Atlético, Villarreal, Celta...– en lo que a canteras se refiere, donde se va a ver el nivel futbolístico del grupo

Entre los ocho mejores

Entre el 1 y 6 de mayo se decidirá cuál es el mejor conjunto juvenil en un torneo que se disputará en Pontevedra, mediante un sistema de dos grupos con cuatro equipos cada uno, pero que no será en formato de liguilla, sino a eliminatoria directa. Quienes resulten victoriosos en los dos partidos que habrá en cada grupo disputarán la gran final. Además, a mediados del próximo mes comenzarán los cruces a doble encuentro en la competición copera. «Lo que queda es muy complicado, vamos a tomarnos como un premio el hecho de estar entre los ocho mejores», quiso restar presión a los suyos.

El papel desarrollado por el equipo de División de Honor certifica que las cosas se están haciendo bien en la cantera rojilla, coincidiendo con la aparición hace unas semanas del plan Tajonar 2017. «Creo que siempre se ha trabajado bien y los cambios que se han realizado han servido para mejorar, también será así ahora. Es muy importante el tema económico porque ello influye en la metodología y en las herramientas tecnológicas que puedas utilizar», reivindicó. «No nos encontramos muy lejos de otras canteras, este año ha habido dos internacionales, otros tres jugadores han debutado con el Promesas e incluso uno ha estado con el primer equipo», resaltó el míster.

A García se le recordó que unos cuantos entrenadores que llegaron al primer equipo antes hicieron un buen papel con los juveniles, incluso alguno saltó desde este nivel a Primera, como fue el caso de Pedro Mari Zabalza. «De eso hace muchos años y el fútbol no funcionaba entonces como ahora. Tengo mi trabajo y, entre mis objetivos prioritarios nunca ha estado dedicarme a esto, pero reconozco que hay que ser ambicioso. Empecé a entrenar con 17 años y estaré donde el club me mande». Sus pupilos han hecho historia, igualando el título del grupo que comandó Cuco Ziganda en la 2004-05, eliminando al Barcelona del imberbe Messi, o el mítico conjunto de la 2000-01, dirigido por Jan Urban, que quedó campeón estatal, con los Flaño y David López, entre otros.