2017/04/07

La Única busca el ascenso al cielo

Las chicas del club iruindarra disputan este fin de semana en Iruñea la fase de ascenso a la División de Honor, donde está el Getxo.

Imanol INTZIARTE

EN STREAMING


La competición será retransmitida en «streaming» en la web de la Federación Navarra de Ruby y a través del Facebook del Instituto Navarro de Deporte y Juventud.

Las chicas de La Única tratarán este fin de semana de hacer valer el factor campo para conseguir el billete a la División de Honor femenina de rugby, ya que el torneo se disputará en Iruñea, en las instalaciones de la Universidad Pública de Nafarroa (UPNA), con entrada libre.

Las iruindarras tratarán de sumarse al Getxo en la categoría superior tras acceder nuevamente a esta fase final como campeonas de la Liga Vasca. Será su tercer intento en cuatro temporadas, pero esta es la primera vez que lo logran siendo campeonas de grupo.

El formato del torneo no permite errores, con partidos de dos tiempos de 20 minutos. La Única se enfrentará en primera instancia a Enginyers (Barcelona) –mañana a las 11.50–, y si gana buscará un puesto en la final dos horas más tarde ante las ganadoras del partido entre Cisneros (Madrid) y Unizar (Zaragoza). Por el otro lado del cuadro, que jugarán en el Campo B, se enfrentan El Salvador (Valladolid) y Lalín (Pontevedra) –a partir de las 11.00–, así como Universitario de Sevilla y Tecnidex (Valencia) –11.50–.

La final, a dos tiempos de 25 minutos, es el domingo a partir de las 11.30, aunque habrá también partidos por la tercera –10.30, Campo 1–, quinta –11.00, Campo 2– y séptima plaza –10.00, Campo 2–.

«Un premio que se merecen»

Las campeonas de esta fase lograrán el ascenso directo a División de Honor, mientras que las subcampeonas jugarán un play off contra las penúltimas de la categoría superior.

Este acontecimiento para el rugby femenino vasco en general y para el navarro en particular tiene como protagonistas a 35 jóvenes jugadoras y a su entrenador Martín Oreja, argentino pero con abuelos navarros.

Alcanzó el ascenso con el bloque masculino y ahora tiene un nuevo reto, igual de ilusionante: «Ganar y poder brindar el ascenso este domingo a las chicas, al club y al rugby navarro. Es un premio que se merecen todos porque se está haciendo las cosas muy muy bien».

Para ello, el entrenador quiere aprovechar el factor campo. «Jugar en casa hace que los nervios vayan a favor», subraya Oreja.