2017/04/21

Google y su bloqueador podrían alterar la publicidad online

Según ha revelado el diario «Wall Street Journal» Google está barajando la posibilidad de incluir su personal bloqueador de anuncios en Chrome. Se trata de un proyecto a tener en cuenta ya que el naevegador Chrome cuenta con el 60% de cuota de mercado mundial.

Koldo LANDALUZE|DONOSTIA
0421_google

Al poco de haber sido dada a conocer la información publicada por “Wall Street Journal” en torno a la intención por parte de Google de incluir en Chrome una herramienta destinada a bloquear anuncios, diferentes fuentes han subrayado la magnitud de esta apuesta que, de confirmarse, se convertiría en todo un bombazo dentro del sector de la publicidad vía online. Según el rotativo estadounidense, esta maniobra podría tumbar el negocio de millones de páginas cuyos ingresos dependen casi exclusivamente de la publicidad online si se tiene en cuenta que la cuota de mercado mundial de Google ronda el 60%.

Al parecer, la idea de Google se traduce en la creación de un bloqueador propio integrado en Chrome que funcionaría por defecto tanto en dispositivos móviles como en ordenadores. Esta apuesta, sin embargo, podría generar un claro conflicto de intereses para la compañía ya que buena parte de sus ingresos –el pasado año cosechó 60.000 millones de dólares– provienen de la publicidad online.

Llegados a este punto, los expertos lanza una cuestión, ¿cómo solucionará Google la disyuntiva de qué tipo de anuncios bloqueará y cuáles dejará pasar?. La idea inicial parece que se concreta en el bloqueo de anuncios que son definidos como «inaceptables» por la conocida como Coalition for Better Ads, un grupo encargado de establecer estándares para la industria y entre los cuales topamos con Google y Facebook. Según este grupo, los «anuncios inaceptables» serían pop-ups, vídeos cuyas imágenes o sonido se reproducen automáticamente o anuncios con contadores que impiden ver el contenido detrás hasta que no han pasado unos segundos. El sector de bloqueadores de anuncios no para de crecer, especialmente en el móvil. En el caso de Estados Unidos, por ejemplo, el 26% de internautas utilizan algún tipo de bloqueador en sus ordenadores.

APLICACIONES

Muchas aplicaciones de bloqueo cobran a las páginas web para que el software no bloquee sus anuncios. Por ejemplo, Google paga a Eyeo GmbH para que sus anuncios pasen dichos filtros.